elnuevodiario.com.ni
  •   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los restos del poeta y Premio Nobel chileno, Pablo Neruda, muerto en 1973 a consecuencia de lo que se cree fue el agravamiento de un cáncer, serán exhumados en los primeros días de abril, para aclarar una denuncia de que fue envenenado, informó este lunes el juez a cargo del proceso.

“Para poder darles tiempos (a los peritos nacionales y extranjeros que participarán en el operativo) y establecer una fecha aproximada, señalamos los 15 primeros días de abril, no hemos fijado una fecha exacta”, dijo el juez Mario Carroza a los periodistas.

El poeta está enterrado desde 1992 en su casa del balneario de Isla Negra, en la costa central chilena, junto a su última esposa Matilde Urrutia.

Neruda, miembro del Partido Comunista, murió 12 días después del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 que derrocó a su amigo, el mandatario socialista Salvador Allende, cuando se instaló la dictadura de Augusto Pinochet hasta 1990.

En una versión que compartía Urrutia y la fundación que administra su obra, Neruda murió víctima del agravamiento del cáncer de próstata que padecía.

No obstante, en 2011, Manuel Araya, su chofer y asistente personal afirmó que el poeta fue envenenado por agentes de la dictadura.

En junio de 2011, la justicia chilena aceptó investigar el caso tras una querella presentada por el Partido Comunista, en base al relato de Araya.

«La convicción (para ordenar la exhumación) está en los antecedentes que obran en el proceso, de los informes que se pidieron, porque también se tenía que ver si era factible la diligencia, y una vez que se tuvo todo eso se tomó la decisión», explicó el juez Carroza.

 

¿Una inyección letal?

Manuel Araya, su chofer y asistente, sostiene que el poeta habría sido envenenado a través de una inyección, cuando se encontraba internado en la Clínica Santa María de Santiago, a días de viajar a México, donde pensaba refugiarse tras la instalación de la dictadura de Pinochet.