•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Venezuela vivía este martes horas de angustia tras el último informe del gobierno que dio cuenta de un empeoramiento de la salud del presidente Hugo Chávez, alimentando la incertidumbre política en el país.

Desde primeras horas de la mañana, decenas de seguidores acudieron en oración a la recién inaugurada "Capilla de la Esperanza" en el recinto del hospital militar de Caracas, donde Chávez permanece ingresado para recibir tratamiento contra el cáncer.

"Vine a rezar tras la noticia de ayer, que fue impactante. La manera que tenemos (de enfrentarlo) es no perder la fe, la esperanza", explicó afligida a la AFP Marta Rodríguez, un ama de casa de 50 años.

Otras personas lloraban entre rezos en la capilla, donde un papel pegado a la pared anunciaba: "Abierta al pueblo para orar por la salud de nuestro comandante presidente".

El ministro de Información, Ernesto Villegas, anunció el lunes un "empeoramiento de la función respiratoria (del presidente) relacionado con el estado de inmunodepresión propio de su situación clínica".

"Actualmente presenta una nueva y severa infección", agregó el ministro, sin pronosticar un eventual regreso, inhabilitación o renuncia del mandatario.

Chávez es sometido a sesiones de "quimioterapia de fuerte impacto, entre otros tratamientos complementarios", señaló Villegas. "La evolución de su cuadro clínico continúa siendo muy delicado", añadió.

"La secuencia es así: por causa de la quimioterapia él está con una depresión de la inmunidad y a raíz de eso contrae una infección", dijo este martes a la AFP el doctor Carlos Dzik, oncólogo del prestigioso Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo.

"En general se hace la quimioterapia cuando el paciente tiene alguna chance de responder a este tratamiento", puntualizó este experto.

"El comunicado de ayer no tiene buen aspecto. Es difícil que se pueda curar. Pero la gente va a aguantar (con esta incertidumbre) hasta donde pueda, porque aunque esté así, sigue siendo líder y la mayoría de los venezolanos están con él", dijo a la AFP Giovanni Cardinale, un trabajador de un pequeño taller caraqueño de reparación de calzado de 55 años.

En cambio, la coalición opositora MUD indicó en un comunicado que "la información sin precisión sobre la salud del Presidente, en vez de tranquilizar inquieta y en lugar de disminuir los rumores los incrementa".

También los estudiantes que desde hace una semana se instalaron en tiendas de campaña en el opositor barrio caraqueño de Chacao para reclamar la verdad sobre la salud del presidente, reaccionaron escépticos al comunicado.

"Nosotros seguimos esperando una respuesta concreta, que nos digan si el presidente puede volver a gobernar o no y, si no, que se declare su falta absoluta y se llame a elecciones", dijo a la AFP Gerardo Leaiza, de 22 años y estudiante de la Universidad del Zulia (oeste).

Chávez cumple este martes 16 días de su sorpresivo regreso a su tierra, tras permanecer más de dos meses en Cuba, donde fue operado el 11 de diciembre por cuarta vez contra un cáncer detectado en 2011.

Tras la cirugía, Chávez, de 58 años y en el poder desde 1999, ha sufrido problemas respiratorios, pero el gobierno mantiene que sigue al mando del país y desmiente rumores de una posible desestabilización de Venezuela.

Villegas acusó a "laboratorios extranjeros" y la "derecha venezolana" de desplegar una "guerra psicológica" para "generar escenarios de violencia como pretexto para una intervención extranjera".