•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo al borde del llanto y con la voz entrecortada que "estamos dolidos, estamos destrozados" al referirse la noche de este martes al deceso "del hermano presidente Hugo Chávez", en una declaración emitida en la casa de Gobierno en La Paz.

Morales, quien fue estrecho aliado político e ideológico de Chávez, llamó a que "este proceso de liberación, no solamente del pueblo venezolano sino del pueblo latinoamericano, debe continuar".

Por otra parte, el Ministerio de Comunicación aseguró que Morales viajará a Caracas para expresar sus condolencias por el deceso de su aliado político.La oficina de informaciones del Palacio Quemado (sede presidencial) confirmó a la AFP de manera escueta que el "viaje es en las próximas horas".

El mandatario boliviano, que suspendió todas sus actividades oficiales, ofreció una declaración de prensa en el Palacio Quemado (sede presidencial), rodeado de su gabinete de ministros y dirigentes de organizaciones sindicales e indígenas afines.

Morales dijo que deseaba "expresar a nombre del pueblo boliviano nuestra solidaridad y profundo sentimiento de condolencia a la familia del hermano, compañero presidente Hugo Chávez".

"Al margen de la muerte, siempre sentimos que Chávez está más vivo que nunca, que Chávez seguirá siendo la inspiración para los pueblos que luchan por la liberación", señaló el mandatario.

Señaló que, en su criterio, "seguramente el imperio (Estados Unidos) está de fiesta", así como los "grupos oligárquicos de derecha", que son adversarios al proyecto político que encabezó Chávez en Venezuela.

Desde que llegó Morales al poder, en enero de 2006, Chávez lo apoyó de manera incondicional, en lo político y económico, por lo que el mandatario boliviano siempre lo llamó "comandante y amigo".

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, tras la declaración de prensa de Morales, dijo que el gobierno aprobó un decreto supremo, declarando siete días de suelo sin suspensión de actividades.

Por su parte, Juan Carlos Trujillo, líder de la COB, la mayor central sindical del país, aseguró que Chávez fue una referencia en la lucha contra el imperialismo y el neoliberalismo y su muerte significa "un momento muy duro, muy amargo para los trabajadores de Bolivia".

"(Chávez) Ha sido un verdadero referente, que ha marcado una línea, una dirección para fortalecer la lucha contra el imperialismo y el neoliberalismo", sostuvo Trujillo.