•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

10 de enero 2012. 3:15 p.m. El presidente venezolano Hugo Chávez (q.e.p.d.) arribó al Aeropuerto “Augusto C. Sandino” para asistir a la toma de posesión de su homólogo y gran amigo, Daniel Ortega Saavedra.

Inflamado por los tratamientos de quimioterapia contra el cáncer que ya lo aquejaba, con la cabeza rapada y vistiendo un pantalón caqui, camisa blanca con rayas azules y un saco café, se le vio caminando ágil al descender del avión. Fue su última visita al país.

“Bajo este sol brillante, sabroso, y esta brisa fresca y buena, a nuestro hermano Daniel Ortega Saavedra, saludamos por la victoria de la revolución sandinista”, dijo.

El canciller Samuel Santos llegó a recibirlo en medio de un fuerte dispositivo de seguridad. Chávez venía acompañado del entonces canciller Nicolás Maduro.

“Estamos tejiendo una historia nueva. Los hijos de Bolívar y los hijos de Sandino”, agregó Chávez en esa ocasión.

El mandatario venezolano llegó a Nicaragua en una ocasión durante el mandato del expresidente Arnoldo Alemán, en una segunda oportunidad durante el período del expresidente Enrique Bolaños, y, en más de nueve ocasiones, desde que Ortega volvió al poder en 2007.

Primera visita

La primera vez que Hugo Chávez llegó a Nicaragua fue el 16 de noviembre de 2000. Realizó una visita oficial para firmar acuerdos de cooperación económica con el Gobierno de Arnoldo Alemán, aunque este ni siquiera lo recibió en el Aeropuerto.

Una crónica publicada en El Nuevo Diario titulada “Chávez recibido a bajo perfil”, narra su llegada. A las 10:45 de la mañana, la escalinata del Boeing 0001 de la Fuerza Aérea de Venezuela se abrió, y por ella descendió Chávez vistiendo un traje gris y corbata amarilla.

En esa ocasión fue recibido sin alfombra roja, ni siquiera hubo una banda que tocara los himnos de ambos países. Solamente un grupo de oficiales del Cuerpo de Ceremonia del Ejército de Nicaragua se colocó a la orilla de la escalera por la que Chávez bajó.

Después de saludar al canciller Francisco Aguirre Sacasa, que llegó a recibirlo, Chávez se acercó hasta donde estaba el primer miembro del Cuerpo de Ceremonia del Ejército, y chocó la palma de su mano derecha en el hombro de un joven cadete con el que conversó unos instantes.

Posteriormente se encontró con decenas de niños estudiantes de la Escuela República de Venezuela, que portaban banderas nacionales y venezolanas para darle la bienvenida.

El primer acuerdo bilateral

En abril de 2006, durante su famoso programa dominical “Aló Presidente”, Chávez anunció la firma de convenios de integración con 51 alcaldías de Nicaragua.

“Vamos a hacer un acto de firma de un compromiso de integración entre el gobierno revolucionario bolivariano de Venezuela y un conjunto de gobiernos revolucionarios de alcaldes de Nicaragua”, dijo Chávez al inicio de su programa radiotelevisado en el que lo acompañó Ortega.

El 24 de abril Chávez llegó al país para firmar el acuerdo de constitución de una empresa venezolana-nicaragüense que se encargaría de importar, distribuir y comercializar el petróleo venezolano. El acuerdo fue suscrito por el entonces alcalde de Managua, Dionisio Marenco, en representación de la Asociación de Municipios de Nicaragua, Amunic.

Principal figura en 2007

El mandatario venezolano se convirtió en el protagonista en la toma de posesión del presidente Ortega, el 10 de enero de 2007. Llegó un par de horas tarde y la ceremonia de investidura se atrasó hasta que hizo presencia en la Plaza de los No Alineados.

“He venido a Nicaragua con el corazón desbordado de emoción y de júbilo”, expresó Chávez.

Ortega regaló dos ejemplares escritos de puño y letra por el poeta nicaragüense Rubén Darío a su homólogo venezolano. Se trata de los poemas Ensalmos Bolivarianos y Al Libertador Bolívar.

En juego de béisbol

El 14 de enero de 2008, Chávez llegó tarde a Nicaragua. Su avión se retrasó. “¿Y el juego, Daniel?”, preguntó Chávez, antes de llegar a los micrófonos dispuestos en el Aeropuerto.

La caravana salió, y llegaron cuando el partido entre el Bóer y el Masaya estaba en el octavo inning. Eran las 8:25 de la noche. El equipo capitalino perdía 2x1, y los espectadores estaban más pendientes del área de juego que de la llegada de los mandatarios al balcón presidencial.

En esa ocasión, Chávez dijo ser hijo de Bolívar y proclamó a Ortega como hijo de Sandino. Aseguró que Nicaragua “es el epicentro de los cambios”, y que el compromiso que une a los nuevos revolucionarios “nadie los separará”.

En el Oriental

En abril de 2010, durante su séptima visita a Nicaragua desde que Ortega volvió al poder, Chávez recorrió el Mercado Oriental, el más grande de Centroamérica, en el que besó a niños y a decenas de mujeres.

En una caravana de más de 40 vehículos y durante cuatro horas y media, ambos mandatarios recorrieron Managua. En esa ocasión lo acompañó su hija Rosa.

“Chávez ofreció su médico personal a un niño calenturiento, dio de tomar agua francesa a aquellos que parecían morir de sed, quitó un instrumento a un chichero para bailar en media calle, cantó y cantó, y recibió un CD con música hecha especialmente para él”, menciona la crónica de El Nuevo Diario.

Al atardecer llegaron al Puerto “Salvador Allende”, donde se embarcaron y hablaron de un partido de softbol que jugarían. Nunca sucedió.