•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos se vio sorprendido por la muerte de Hugo Chávez este martes, mientras debatía qué medidas adoptar ante la expulsión de dos agregados militares de su embajada de Caracas.

Horas antes de anunciar la muerte del mandatario, el vicepresidente Nicolás Maduro anunció la expulsión de esos dos agregados tras acusarlos de contactar a sectores de las Fuerzas Armadas para “proponerles proyectos desestabilizadores”.

El Departamento de Estado y el Pentágono rechazaron de plano esas acusaciones.

Un portavoz del Departamento de Estado, William Ostick, tildó por otra parte de “absurda” la acusación de que Estados Unidos estuviera detrás del cáncer que acabó con Chávez, a los 58 años de edad.

Absurdo

“Una aserción de que Estados Unidos estaba de alguna manera involucrado en provocar la enfermedad del presidente Chávez es absurda y la rechazamos definitivamente”, indicó Ostick.

El portavoz advirtió en el comunicado, enviado poco antes del anuncio de la muerte del presidente venezolano, que “Estados Unidos tiene opciones” para replicar a la expulsión de su personal en la Embajada de Caracas.

Estados Unidos y Venezuela carecen de embajadores desde 2010.

Altibajos en relaciones

Caracas rechazó ese año al diplomático escogido por el gobierno de Barack Obama a causa de declaraciones que hizo antes de ser aprobado por el Senado estadounidense, precisamente sobre el estado de la democracia en Venezuela.

Durante sus 14 años en el poder, Chávez se convirtió en el principal crítico de Estados Unidos en América Latina, en especial desde el fallido golpe de Estado en su contra de 2002, que el presidente venezolano siempre achacó a una alianza de sectores duros de la oposición con el apoyo de círculos conservadores en Washington.

“Desafortunadamente, el actual gobierno venezolano no está interesado en mejorar las relaciones” bilaterales, indicó Ostick en su comunicado.

Inicialmente, el Departamento de Estado había renovado su “simpatía” ante la enfermedad que aqueja a Chávez.