•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El hasta ahora vicepresidente Nicolás Maduro tomó posesión este viernes como “presidente encargado” de Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez, una investidura que la oposición denunció como inconstitucional.

Maduro fue juramentado por el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Diosdado Cabello, y prometió “la lealtad más absoluta” al recién fallecido presidente Hugo Chávez.

Antes de la juramentación, Maduro, que será el candidato del chavismo para las elecciones que deben convocarse en un plazo de 30 días, pronunció un emotivo discurso en el que prometió lealtad a Chávez “más allá de la muerte”, y reivindicó su legado ante la mayoría de los líderes de América Latina y el Caribe.

Anoche, en la Asamblea Nacional dijo: “Juro a nombre de la lealtad más absoluta al comandante Hugo Chávez que cumpliremos, que haremos cumplir esta Constitución bolivariana con la mano dura de un pueblo dispuesto a ser libre. ¡Lo juro!”, dijo Maduro, en un acto que fue transmitido en cadena por todas las radios y televisiones del país.

Juró lealtad

“Lo juro a nombre de la lealtad absoluta a un pueblo dispuesto a ser libre, lo juro”, añadió Maduro, que sostuvo todo el tiempo un pequeño ejemplar de la Constitución en su mano derecha, mientras Cabello sostenía otro en su mano izquierda.

Además, cuando comenzó su discurso, ya con la banda tricolor en el pecho, Maduro, de 50 años, que llegó al hemiciclo acompañado de su compañera, la procuradora general Cilia Flores, dijo: “Perdonen nuestro dolor y nuestras lágrimas, pero esta presidencia le pertenece a nuestro comandante”.

Reacción de Capriles

El líder opositor, Henrique Capriles, dijo esta misma noche, que la “juramentación es espuria”, porque a Maduro “nadie lo ha elegido presidente”, asegurando que la oposición no está dispuesta a tolerar “abusos de poder”.

“La sentencia del TSJ (...) es un FRAUDE constitucional y así lo denunciamos al mundo”, escribió Capriles en su cuenta en la red social Twitter.

El TSJ afirmó ayer por la mañana que el vicepresidente del Ejecutivo, que anoche sería investido como presidente encargado, puede ser candidato presidencial sin renunciar a este último cargo.

Capriles destacó que el fallo fue emitido mientras se efectuaba el funeral de Estado del presidente fallecido, Hugo Chávez, víctima de un cáncer que se le detectó a mediados de 2011.

La Sala Constitucional del TSJ, en ponencia conjunta de sus siete magistrados, indicó que una vez que ha sido “verificada la falta absoluta” de Chávez “debe convocarse a una elección universal, directa y secreta”, y que Maduro “no está obligado a separarse del cargo” de presidente encargado para participar en ella.

Cabello: un acto “necesario”

Antes de juramentar a Maduro, Diosdado Cabello aseguró que el acto no es "para nada agradable", pero sí "necesario".

"Es un momento que ninguno de nosotros hubiese querido vivir!, destacó el diputado, que también aseguró que está «clarito» de que esta toma de posesión es "constitucional" y "apegada a derecho".