elnuevodiario.com.ni
  •   Nairobi, Kenia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El nuevo presidente electo de Kenia, Uhuru Kenyatta, imputado por la Corte Penal Internacional, CPI, por supuestos crímenes contra la humanidad, aseguró hoy que cooperará con los organismos internacionales.
       
"Reconocemos y aceptamos nuestras obligaciones internacionales y cooperaremos con las instituciones internacionales", dijo Kenyatta, en un discurso pronunciado horas después de confirmarse oficialmente su triunfo en las elecciones presidenciales del pasado lunes.
       
Sin embargo, "también esperamos que la comunidad internacional respete la voluntad soberana del pueblo de Kenia", apostilló el vencedor de los comicios, al subrayar que "Kenia es parte de la comunidad internacional.
       
Kenyatta, que se convertirá en el cuarto presidente keniano, está acusado de ser uno de los instigadores de la violencia postelectoral que azotó al país tras los comicios de diciembre de 2007, que dejaron unos 1,300 muertos y más de 600,000 desplazados.
       
En su discurso, el presidente electo dijo también que los comicios del lunes fueron "las elecciones generales más libres y más justas de la historia de Kenia", lo que constituye "el triunfo de la democracia".
       
Kenyatta invitó a sus oponentes en la carrera presidencial a colaborar con su Gobierno, con una mención especial al gran derrotado de las elecciones, el primer ministro, Raila Odinga, a quien llamó "viejo hermano".
       
Odinga ha anunciado que impugnará los resultados electorales ante el Tribunal Supremo porque los comicios se han vistos afectados por irregularidades "de forma masiva".
       
"Trabajaré en nombre de todos los ciudadanos de este país, independientemente de su afiliación política", agregó Kenyatta.
       
Más de 14 millones de kenianos estaban llamados el pasado lunes a participar en unas elecciones generales cuyo último precedente eran los comicios de diciembre de 2007, en los que las acusaciones de fraude electoral desencadenaron una ola de violencia tribalista.
       
Para evitar una repetición de esos violentos incidentes, los comicios del pasado lunes estuvieron vigilados por unos 99,000 policías y numerosas misiones de observación electoral, entre ellas de la Unión Europea,UE, y del estadounidense Centro Carter.
       
La UE y el Centro Carter valoraron el pasado miércoles positivamente el desarrollo de las elecciones y la alta participación, que la IEBC cifró en el 86 por ciento, la más alta en la historia del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus