elnuevodiario.com.ni
  •   Puebla, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La disidente cubana Yoani Sánchez afirmó hoy en México que no le teme a la lapidación y al insulto que el Gobierno de su país le pudiera dispensar cuando retorne a la isla con la pretensión de fundar un medio de comunicación "libre".
       
"Estoy dispuesta a aceptar ese precio, no le temo al insulto. Ya sé cuál será el castigo: el fusilamiento mediático, la lapidación pública, el crecimiento de las ofensas sin fundamento, estigmatizar mi imagen, satanizarme", dijo la bloguera en una rueda de prensa celebrada en México.
       
Sánchez participó esta semana en la sesión semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, y adelantó que volverá a su país a fundar un medio de comunicación donde participen personas y organizaciones con las que ha contactado en sus actividades fuera de la isla.
       
"Regreso a Cuba a fundar un medio de prensa. Sé que es imposible, que legalmente es imposible, pero no seré yo quien me ponga los límites. La vida me ha enseñado que el muro se tumba empujando de cara al mundo. Nadie va a convertirme a una exiliada obligatoria", indicó.
       
Yoani Sánchez dijo estar segura de que a su intento por formalizar la expresión de sus ideas en un medio de prensa le corresponderá un castigo cuando regrese "porque el gobierno cubano se comporta como un padre despótico" con ella.
       
No obstante, a pesar del castigo y las restricciones legales que padezca, indicó, ejercerá su trabajo periodístico en la isla cuando concluya su viaje: "Será desde dentro con toda la precariedad material y de derechos. Ahí estaré".