elnuevodiario.com.ni
  •   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tzipi Livni, probable futura ministra de Justicia y que será la encargada de las negociaciones con los palestinos en el próximo Gobierno israelí, aseguró hoy que llegar a un acuerdo de paz es "crítico" para Israel.

"Es crítico para nosotros alcanzar un acuerdo de estatus final" con los palestinos, que ponga fin a la "herida abierta desde 1967 (año en que Israel ocupó los territorios palestinos, además de el Golán sirio y el Sinaí egipcio) que debe ser curada", dijo Livni, en una intervención en una conferencia en la localidad israelí de Herzliya, informó la organización del evento.

"Tener dos estados para dos naciones es el más básico y único interés del pueblo judío", señaló la ex titular de Exteriores, que estuvo a cargo de las negociaciones de paz durante el gobierno de Ehud Olmert y que, según el acuerdo de coalición que ha alcanzado su partido Hatnuá con el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, encabezará el próximo equipo negociador cuando el diálogo se reinicie.

Llegar a un acuerdo de paz con los palestinos es "el único modo de preservar la existencia de un Estado democrático y judío", afirmó Livni.

"Solo existen dos opciones entre el mar Mediterráneo y el río Jordán: o dos estados separados o un estado", señaló la líder del nuevo partido Hatnuá, que añadió que, al igual que los palestinos deben reconocer que hay judíos entre el Jordán y el Mediterráneo, los israelíes deben también reconocer que hay palestinos en esta zona.

Las negociaciones, aseveró, deben dejar de versar sobre quién tiene más derecho a estar aquí, y dirigirse en cambio a dilucidar cómo ambas partes pueden vivir juntas "aunque no quieran hacerlo".

"Quiero un divorcio", sentenció, en referencia a un acuerdo que ponga fin al conflicto y acabe con la ocupación israelí de los territorios palestinos.

Livni considera que la visita del presidente Barack Obama a la región la próxima semana es una "maravillosa oportunidad" para que el nuevo Ejecutivo israelí cree un "diálogo crucial entre Israel y Estados Unidos" que consiga moldear un "entendimiento mutuo".