•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La nieve cedió el puesto este miércoles al frío y al hielo en el noroeste de Europa, alterando la vida de los automovilistas, aunque los trenes de alta velocidad volvieron a circular entre París, Londres y Bruselas.

En Francia, los trenes Thalys, que conectan a París con Bélgica, Holanda y Alemania, y los trenes Eurostar, que unen Londres con París, volvieron a circular este miércoles tras haber sido suspendidos la víspera a causa de nevadas excepcionales para la temporada.

Unos 12,400 bomberos y policías, así como un regimiento del ejército, y 1,000 agentes de la compañía eléctrica fueron movilizados ayer martes por la noche por el gobierno francés. Cerca de 69,000 personas seguían sin electricidad este miércoles por la mañana.

Pocos automóviles, y ningún motociclista, circulaban hoy por las calles de París, mientras que un insólito personaje esquiaba en el Campo de Marte al pie de la Torre Eiffel.

En Alemania, la nieve seguía cayendo en áreas limitadas, pero el frío amenazaba con crear placas de hielo en las carreteras.

En el aeropuerto de Fráncfort, un centenar de anulaciones, principalmente de aterrizajes, fueron anunciadas. Sin embargo, todas las pistas están abiertas y se espera que la situación se restablezca por completo progresivamente.

En Gran Bretaña, la situación se normalizaba, así como en Bélgica.