elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El periodista salvadoreño Víctor Flores García recordó hoy "la exactitud del diagnóstico" y la "honestidad" que el médico venezolano Salvador Navarrete mostró al contarle en octubre de 2011 que Hugo Chávez padecía una enfermedad "incurable" y que le quedaban unos dos años de vida.

"Me parece que periodísticamente, aparte de la certeza del diagnóstico, es muy pertinente recordar que el doctor Navarrete es un hombre honesto que asumió una responsabilidad en un momento delicado para Venezuela y por esa razón ha pagado consecuencias personales para él y su familia", dijo a Efe Flores García.

Los hechos se remontan a octubre de 2011, cuando Flores publicó en la revista mexicana Milenio Semanal una entrevista que hizo vía electrónica a un cirujano que había tratado a Chávez y en la que este le reveló que el mandatario tenía un "tumor de la pelvis" que era "muy agresivo".

Por ello anticipaba que la "expectativa de vida" podía ser "de hasta dos años", un plazo que a la postre se ha cumplido con la muerte de Chávez ocurrida este mes.

El galeno, que formó parte de un equipo médico que cuidó al mandatario hasta el 2002, le contó a Flores que Chávez presentaba "un sarcoma" en esa zona de su cuerpo que tenía "muy mal pronóstico".

Flores confiesa hoy que nunca se imaginó entonces que años después la salud de Chávez "sería un tema central en la vida de Venezuela".

"El punto esencial es que Salvador Navarrete anunció que se trataba de una enfermedad incurable", indicó.

La revelación de la enfermedad pilló a Chávez en Cuba y fue entonces desmentida por el propio gobernante venezolano públicamente.

Sin embargo, a partir de entonces Navarrete comenzó a ser hostigado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y finalmente abandonó Venezuela con rumbo desconocido, recordó Flores.

El periodista, quien trabajó doce años en la agencia francesa AFP y fue jefe de redacción de esa empresa en Caracas de 2006 a 2008, explicó que logró la entrevista con el médico por la confianza que ambos se tenían tras los años que pasó en la capital venezolana.

El galeno, hijo y nieto de comunistas y "militante moderado del chavismo" pero a quien el propio Chávez llegó a llamar "mentiroso", "está en España", apuntó Flores, quien agregó que desde que tuvo que salir del país no ha vuelto a tener contacto con él.

En su opinión, Navarrete es "una víctima de la polarización" que se ha vivido en Venezuela, "un perseguido político en el destierro".

"Se trata de un hombre honesto, con una carrera irreprochable, que quiso hacer un bien al país", pero que "está padeciendo injustamente haber asumido una enorme responsabilidad de la cual él era consciente", añadió.

Los detalles de las circunstancias que envolvieron aquella entrevista aparecerán en un libro que Flores García publicará en unos dos meses con el título "El privilegio de presenciar. La era de Hugo Chávez".

El periodista confesó que el hecho de que Navarrete fuera "acosado" y "perseguido", y que a la postre se tuviera que "exiliar" le "perturbó mucho".

En su momento, Milenio lamentó que el doctor hubiera sido "brevemente detenido" por la inteligencia venezolana y "sometido a cualquier tipo de presiones o amenazas con el fin de obligarle a retractarse de lo publicado".

Afincado en Puebla, centro de México, Flores García actualmente trabaja para varios medios entre los que están Milenio Dominical, la revista Contrapunto y El Faro de San Salvador.