•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una torrencial lluvia con fuertes vientos causó este lunes el derribo de árboles, tendido del sistema eléctrico, derrumbes, la crecida de quebradas e inundaciones de viviendas y centros comerciales, entre otros daños en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

Hasta ayer por la mañana no se registraban pérdidas de vidas humanas, según informes preliminares del alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, y el titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales.

La lluvia causó inundaciones en barrios de la ciudad, calles y avenidas en las que quedaron atrapados varios vehículos y arrastró toneladas de basura.

El alcalde capitalino dijo que personal del Comité de Emergencia Municipal está recibiendo las denuncias de pobladores de zonas afectadas para brindarles atención.

En el extremo sureste de la ciudad un árbol cayó sobre un vehículo que fue asistido por personal de la Copeco, indicó Rosales. Otro árbol cayó sobre un autobús del transporte urbano en el centro de la ciudad en las inmediaciones del Parlamento hondureño.

Varios establecimientos comerciales también fueron anegados por las aguas, que además interrumpieron el tráfico en varias zonas de la ciudad, la que ha quedado sin energía eléctrica en distintos puntos, según los pobladores.

La torrencial lluvia que duró unos 45 minutos, comenzó a caer hacia las 15.30 hora local (21.30 GMT), tras un día de intenso calor.

 

Aeropuerto cerrado

El aeropuerto internacional de La Ceiba, el Golosón, fue cerrado ayer momentáneamente debido a la poca visibilidad, informaron autoridades gubernamentales.

Tanto los vuelos nacionales como internacionales fueron cancelados, y serían restablecidos una vez que mejoren las condiciones climáticas con una mayor visibilidad para los pilotos aéreos.

Las lluvias en el territorio hondureño son producto del ingreso del quinto frente frío del año, declaró Abraham Mejía Griffin, comisionado regional de Copeco.

La lluvia que cayó este lunes no dejó pérdidas humanas. El Copeco reportó que la tormenta dejó atrapados en sus vehículos a conductores en lagunas temporales en diversas regiones de la capital hondureña.