•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tiene "amplias posibilidades" de ser reelegida en primera vuelta en las elecciones de 2014, aunque eso también depende de la marcha de la economía, estimó el exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva.

"Si trabajamos con seriedad, humildad y respetando a nuestros adversarios, si la economía está bien, con la inflación controlada y el empleo creciendo, creo que ciertamente Dilma tiene amplias posibilidades de ganar en primera vuelta", declaró Lula en una entrevista al diario Valor publicada este miércoles.

"No hay adversarios fáciles, pero lo que creo es que Dilma llegará muy cómoda a las elecciones", añadió el expresidente (2003-10).

Según una encuesta sobre intención de voto difundida la semana pasada por Datafolha, Rousseff ganaría las elecciones con un 58% de los votos, seguida de lejos por la exministra y ambientalista Marina Silva (16%), el senador opositor Aécio Neves (10%) y el gobernador del estado de Pernambuco, Eduardo Campos (6%), un aliado del gobierno.

"Brasil nunca estuvo en tan buenas manos como ahora", afirmó Lula sobre su sucesora, que exhibe una popularidad en niveles récord a dos años de iniciado su gobierno.

Pero la economía se ha enfriado y en 2012 creció apenas un 0,9%, su peor registro en tres años. De su lado la inflación llegó a un 6,31% acumulado en 12 meses, superando el centro de la meta oficial de 4,5%.

Lula, de 67 años y también muy popular, afirmó que participará activamente de la campaña por la reelección de Rousseff, después que sus médicos lo autorizaran tras el cáncer de laringe detectado en 2011. Los médicos informaron en octubre de 2012 sobre la "remisión completa" de la enfermedad.

El ex mandatario aseguró que se siente bien, que no fuma ni bebe, que está realizando ejercicios y perdiendo peso. "Ya no tengo cáncer, pero la garganta lleva un buen tiempo para recuperarse", explicó.

Aún así, insistió en que participará personalmente en la campaña por la reelección de Rousseff.

"Yo quiero subir a las tribunas" y hacer campaña, dijo Lula. "Si no puedo, llevaré un cartel de ella", bromeó.