•   Irán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario de Estado estadounidense John Kerry llegó este domingo a Estambul, donde instó a Turquía e Israel a normalizar relaciones, y advirtió a Irán que el tiempo apremia para resolver la crisis nuclear, en la primera etapa de una maratónica gira de diez días.

“Queremos que esta relación, que es importante para la estabilidad de Oriente Medio e incluso crucial para el propio proceso de paz, vuelva a la normalidad”, declaró Kerry en rueda de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores turco, Ahmet Davutoglu.

El mes pasado, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se disculpó con el jefe de gobierno de Turquía por la muerte de nueve turcos durante la toma de una flotilla humanitaria con destino a Gaza en 2010, lo que provocó que las relaciones bilaterales entre los dos vecinos se congelaran.

En otro tema, el secretario de Estado estadounidense advirtió a Irán que el tiempo apremia en las negociaciones entre las grandes potencias y Teherán sobre su polémico programa nuclear, luego de dos días de conversaciones en Almaty (Kazajistán), entre el grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña más Alemania) e Irán, sin que ambas partes lograsen acercar posiciones.

“No es un proceso sin fin (...) no podemos hablar por gusto”, declaró Kerry desde Turquía.

En su segunda visita a Turquía en un mes, el jefe de la diplomacia estadounidense, que espera alentar el proceso de paz en Medio Oriente, consideró que Turquía podía desempeñar un papel “clave” y aportar una “importante contribución” en este proceso.

“Turquía puede de muchas formas desempeñar un papel clave, aportar una importante contribución al proceso de paz (...), un país tan dinámico y enérgico como Turquía puede tener un impacto profundo en el proceso de paz”, declaró Kerry.

Detener enriquecimiento de uranio

El ministro israelí encargado de la lucha contra el controvertido programa nuclear de Irán pidió este domingo a la comunidad internacional dar a Teherán un ultimátum de “varias semanas, un mes”, para que detenga su enriquecimiento de uranio bajo la amenaza de ataques militares.

“Los iraníes hacen su juego y se burlan hasta obtener la bomba”, declaró a la radio militar Yuval Steinitz, Ministro de Asuntos Estratégicos encargado también de los servicios de inteligencia, tras el fracaso el sábado en Kazajistán de las últimas negociaciones entre Teherán y las grandes potencias.