elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela desestimó hoy una denuncia presentada la semana pasada por la oposición, según la cual un técnico del partido oficialista poseía una clave con la que podía sabotear el funcionamiento de máquinas de votación en las elecciones del 14 de abril.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, sostuvo en una rueda de prensa que el sistema electoral venezolano "está blindado" y negó la existencia de irregularidades, en respuesta a los reclamos de la oposición sobre una presunta parcialidad del organismo.

"Hemos hecho una revisión del hecho y para la tranquilidad de todos, debemos asegurar que no hemos detectado irregularidad alguna. Venezuela sabe que los mecanismos de resguardo que componen el sistema electoral lo hacen inviolable", afirmó Lucena.

La alianza que agrupa a la oposición, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), denunció el miércoles pasado que había detectado que un técnico del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela tenía en su poder una clave que daba acceso a 45.000 de las 53.260 máquinas de votación que se usarán en las elecciones presidenciales.

Lucena calificó de "temerario" el pronunciamiento opositor y recordó que los propios denunciantes habían destacado que el hecho no podía alterar el resultado de las elecciones.

"Esta es una clave de uso generalizado, no solamente los técnicos del sistema electoral la saben, sino que para cada proceso electoral más de 80, 90 contratados también la conocen. Es una clave operativa que no supone riesgo alguno al sistema", aseguró al ser preguntada.

A seis días de las elecciones, convocadas tras la muerte del presidente Hugo Chávez el 5 de marzo pasado, Lucena sostuvo que el cronograma electoral marcha según lo previsto.

Los sondeos dan una ventaja de entre 10 y 20 puntos al candidato oficialista, Nicolás Maduro, frente al aspirante opositor, Henrique Capriles.