elnuevodiario.com.ni
  •   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una operación policial contra el contrabando de ropa hacia Uruguay desde territorio argentino dejó dieciséis personas detenidas, cuatro de ellas policías, y la incautación de 300.000 dólares en artículos, informaron hoy las autoridades aduaneras uruguayas.

El operativo "Peces nocturnos", que se realizó el pasado fin de semana, obedeció a una labor del Grupo de Represión e Inteligencia Aduanera, quien estudió durante meses las pistas sobre un gran cargamento de prendas de vestir desde el país vecino.

Tras realizar escuchas y constatar los hechos, las autoridades interceptaron al grupo de contrabandistas en la playa de la Agraciada, en la orilla oriental del río Uruguay, fronterizo entre ambos países, cuando varias lanchas habían descargado la mercadería ilegal.

Los policías detenidos pasaron a disposición de la justicia por el delito de cohecho, mientras que otros detenidos lo fueron por asociación para delinquir y delitos de contrabando.

Estas detenciones se produjeron justo cuando el Gobierno uruguayo decidió endurecer sus políticas contra el contrabando que se realiza desde Argentina al imponer una política de tolerancia cero contra las personas que cruzan día a día los pasos fronterizos para comprar en el país vecino donde los precios son mucho más baratos y revender la mercancía en Uruguay.

Esta decisión generó protestas de personas dedicadas a este tráfico minorista, que llegaron a bloquear un paso fronterizo entre ambos países por esta decisión.

La devaluación del peso argentino frente a la moneda de Uruguay y mas aún en comparación con el dólar, que muchos uruguayos trasladan para cambiar en el mercado paralelo argentino, hace muy atractivo y conveniente el consumo en el vecino país.

En la actualidad, un peso uruguayo cuesta 2,9 pesos argentinos cuando hace algunos meses costaba más de 4, mientras que en Argentina el tipo de cambio oficial es de 5 pesos argentinos por dólar, pero en el mercado negro el dólar se compra a 8,35 pesos.