elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, denunció hoy una campaña contra la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) con acusaciones que lo vinculan con hechos de corrupción y a supuestos funcionarios de la petrolera con un polémico vídeo con "actos lascivos".

"Vamos a esperar a que culmine el proceso electoral (el próximo domingo, cuando se elegirá un nuevo presidente del país) para introducir una acción penal contra todos los voceros que han venido desacreditando a nuestra empresa y a nosotros a título personal", dijo Ramírez en una declaración pública.

Escoltado por los miembros de la directiva de PDVSA y aclarando que no se trataba de una rueda de prensa, por lo que rehusó responder a periodistas, dijo que medios de prensa y partidos políticos opositores, a los que calificó de fascistas, ha asegurado que él roba recursos provenientes de la exportación petrolera y lo señalan como "el hombre más rico de Venezuela", manifestó.

"Han hecho afirmaciones que van a tener que demostrar" porque se actuará ante la justicia "contundentemente y hasta llegar a las últimas consecuencias", subrayó.

Incluso Henrique Capriles, candidato presidencial "de la extrema derecha", añadió Ramírez, ha afirmado que trabajadores y gerentes de PDVSA "están involucrados en actos de corrupción y lo último, lo más deplorable por grotesco, en el tema este del ya célebre yate en Los Juanes", sostuvo.

Aludió con ello a la reciente filmación en la playa pública Los Juanes (noroeste) de un vídeo en la que se ve a un hombre con el rostro cubierto simulando actos sexuales con una mujer, lo que ha derivado en la detención de una camarógrafa y del dueño del yate, que según versiones de prensa estaría vinculado con PDVSA.

Ramírez dijo que las investigaciones han confirmado que el dueño de la embarcación es un importador de motores al que identificó como Ramón Díaz, quien es cuñado, aseguró, de Henry Falcón, jefe de la campaña electoral de Capriles.

Falcón desmintió en una rueda de prensa, en la que presentó a Gustavo Díaz, a quien identificó como su único cuñado, y sostuvo que nadie tiene que ver con el detenido Ramón Díaz y con ningún hecho como el de la filmación en el yate que tildó de "bochornoso".

El ministro del Interior, Néstor Reverol, ordenó que una comisión especial de la Policía Científica investigara lo que llamó "actos lascivos y pornográficos".

Capriles ha acusado reiteradamente a Ramírez de ser el hombre más rico de Venezuela y de manejar a su antojo los recursos de la petrolera estatal.