elnuevodiario.com.ni
  •   Berlin  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades alemanas anunciaron su intención de desmantelar una red de detenidos neonazis que comunican en varias cárceles del país - y con personas del exterior - a través de mensajes codificados.

Según los medios alemanes, esta red habría intentado entrar en contacto con Beate Zschape, miembro del grupo neonazi, "Clandestinidad Nacional Socialista", acusada de participar en el asesinato de carácter racista de ocho turcos y un griego entre 2000 y 2006, así como un policía alemán en 2007.

Los investigadores sospechan que detenidos de la cárcel del Estado regional de la Hesse (oeste) intentaron entrar en contacto con prisioneros de otros Estados.

Según los medios alemanes, esta red utilizaba códigos y símbolos neonazis para establecer contacto con otros activistas del grupo, a través de correos y anuncios publicados en revistas.

Decenas de detenidos en al menos tres cárceles estarían implicados en estas comunicaciones, según los investigadores.

A través de estos mensajes, los miembros de este movimiento intentaban levantar fondos para los detenidos y sus familias, y reclutar nuevos adeptos.