•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La canciller colombiana, María Angela Holguín, reconoció hoy que Nicaragua podría exigir más mar a raíz del fallo del Tribunal de La Haya que en noviembre le entregó unos 75.000 kilómetros cuadrados en el Caribe, y dijo que su Gobierno trabaja para evitar otro litigio con la nación centroamericana.

"Parte de los argumentos para el retiro del Pacto de Bogotá y el análisis que hicimos a final de año, cuando salió el fallo de la Corte Internacional de la Haya, fue precisamente evitar cualquier otro litigio con Nicaragua", indicó la ministra en alusión a la polémica decisión del Tribunal Internacional de Justicia (TIJ).

Aún así, "estamos trabajando con los abogados sobre ese punto para mirar como podemos evitar que esto llegue nuevamente a la Corte", admitió frente a la posibilidad de que Nicaragua haga un nuevo reclamo territorial en la llamada plataforma continental extendida.

En una rueda de prensa, Holguín insistió en que no pretende especular sobre posibles argumentos de la defensa del Estado colombiano frente a las eventuales pretensiones de Nicaragua.

"Lo que sé es que estamos trabajando permanentemente, yo no puedo decir exactamente los argumentos jurídicos de cómo nos vamos a defender de algo que todavía no ha pasado, y no quiero entrar a especular nada porque aspiro que no sea así", dijo.

Pero sí reconoció las pretensiones de Nicaragua.

Holguín respondió así a los periodistas después de que el excanciller Julio Londoño Paredes dijera a través de RCN Radio que "hay que estar alerta porque Nicaragua, al parecer, va por más mar colombiano".

"El embajador Londoño lo sabe hace mucho tiempo y el Gobierno colombiano lo sabe hace mucho tiempo, por eso estamos mirando qué podemos hacer y cómo sería la estrategia en caso de cualquier eventualidad", agregó.

Holguín recordó que Nicaragua ya había reclamado la Plataforma Continental Extendida durante el proceso contra Colombia que duró once años y por eso no descartó que vuelva a hacer el reclamo.

Finalmente la canciller hizo un llamado para que los colombianos no se angustien, ni especulen tras la alerta que hizo Londoño Paredes.

Asimismo, recordó que el Estado colombiano contrató en los últimos meses a un grupo de abogados británicos para evaluar todas las posibilidades y buscar una salida al fallo de noviembre de 2012, que afectó a los intereses soberanos del país suramericano.