•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Corte de Constitucionalidad, CC, la máxima instancia jurídica de Guatemala, rechazó un amparo al expresidente Alfonso Portillo (2000-2004), con el que se pretendía detener su extradición a EU, por haberlo presentado fuera de tiempo, confirmó hoy una fuente judicial.

Un portavoz del Departamento de Información de Resolución de Expedientes de la CC, dijo a Efe que los magistrados ni siquiera entraron a conocer el recurso por "extemporáneo".

El expresidente guatemalteco pretendía con este amparo que la CC revocara el decreto gubernativo firmado en noviembre de 2011 por el entonces mandatario de este país centroamericano, Álvaro Colom, con el que autorizó la extradición de Portillo a Estados Unidos.

El plazo que tenía Portillo para apelar esa decisión venció el 29 de diciembre de 2011, pero lo presentó el 18 de marzo de 2013, por lo que la Corte resolvió el jueves rechazarlo "in limite" (sin entrar a conocer el expediente).

El 30 de agosto de 2012, la máxima instancia jurídica de Guatemala también le rechazó otro amparo al exgobernante y dejó firme su entrega a EE.UU., que lo reclama por conspiración para el lavado de dinero por un monto de 70 millones de dólares.

El pasado martes la Sala Tercera de Apelaciones ratificó la absolución dictada por el Tribunal Undécimo de Sentencia el 9 de mayo de 2011 en favor de Portillo, quien fue juzgado por delitos de corrupción durante su administración.

En el unánime, los miembros de la Sala rechazaron por "improcedente" la apelación que la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) habían presentado en contra de la absolución del exmandatario.

Ambas instituciones buscaban que Portillo fuese condenado a 10 años de prisión por los delitos de peculado (corrupción) y abuso de autoridad.

Ese fallo tiene a Portillo a las puertas de ser extraditado a Estados Unidos, que lo reclama por haber utilizado su sistema financiero para lavar 70 millones de dólares, los cuales habrían sido sustraídos del erario público.

El expresidente ha insistido en que existe una doble persecución en su contra porque el 70 % de las pruebas del pedido de extradición, se basa en el mismo delito de peculado por el que ya fue absuelto en Guatemala.

Una firma estadounidense de abogados también ha recurrido ante la corte de Nueva York para que la Justicia de ese país desista de la petición de extradición, pero el caso aún no se ha resuelto.