•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Senado, Cámara Alta del Parlamento francés, aprobó el viernes el proyecto de ley sobre el matrimonio homosexual, que volverá ahora para examen en segunda lectura a la Asamblea Nacional (Cámara Baja), donde su adopción es considerada segura.

El texto fue aprobado por el Senado con menos dificultades de lo previsto y pese a una guerrilla parlamentaria de la derecha y las numerosas manifestaciones de los opositores al matrimonio gay.

Al cabo de una semana de ásperos debates, los senadores aprobaron el texto en votación a mano alzada. La Asamblea Nacional lo había aprobado por amplia mayoría en primera lectura el 12 de febrero.

El primer artículo del texto, el más importante, que autoriza el matrimonio para las parejas homosexuales, fue adoptado “conforme”, es decir, en los mismos términos en que fue aprobado en primera lectura en la Asamblea, por lo que puede considerarse definitivamente adoptado.

Uruguay, segundo país de AL en permitirlo

Uruguay se convirtió el miércoles en el segundo país latinoamericano, después de Argentina, en legalizar el matrimonio homosexual, luego que la cámara de Diputados diera sanción definitiva a un proyecto de ley de “matrimonio igualitario”.

Al grito de “libertad” e “igualdad”, el público que había colmado las barras desde el inicio del debate parlamentario estalló en aplausos y llantos emocionados tras la aprobación del proyecto, que recibió 71 votos de un total de 92 diputados presentes.

La Cámara de Diputados ya había aprobado el texto en diciembre de 2012, pero tuvo que ratificarlo luego que el Senado le realizara modificaciones. En todas las oportunidades la norma fue aprobada por una amplia mayoría y con el respaldo de legisladores de todos los partidos políticos.

“Mañana vamos a ser una sociedad más justa, más igualitaria, con más derechos para todos y todas”, aseguró el diputado de la coalición oficialista Frente Amplio (FA, izquierda) Sebastián Sabini, al defender su respaldo al proyecto.

El polémico texto incluye cambios -tanto para parejas homosexuales como heterosexuales- en las normas sobre filiación, divorcio, edad mínima para contraer matrimonio, régimen sucesorio, adopción y el orden de los apellidos de los hijos, que será de libre elección de las parejas.

“Hoy el estado uruguayo reconoce que hay una forma de amar que es diferente a la heterosexual pero tan válida como la otra”, dijo tras la votación Federico Graña, del colectivo de Ovejas Negras, que reúne a lesbianas, gays y travestis y que promovió la campaña por el denominado “matrimonio igualitario”.

Definición uruguaya

El polémico texto, que ha sido cuestionado por la Iglesia católica y grupos de defensa de la familia, sostiene que “el matrimonio civil es la unión permanente, con arreglo a la ley, de dos personas de distinto o igual sexo”.