•   Pekín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades chinas confirmaron ayer que una niña de siete años de Pekín está contagiada con la nueva cepa del virus H7N9, lo que supone el primer caso detectado en la capital, e informaron acerca de dos nuevos contagios en la provincia oriental de Jiangsu, que elevan el número de afectados a 46.

Hasta ayer habrían fallecido 11 personas de los 46, y de momento solo se conoce la plena recuperación de un menor de cuatro años que había sido contagiado.

Según la agencia oficial Xinhua, la menor, cuyo padre trabaja en el comercio de pollo, está ingresada en condición estable en el hospital de Ditan, de Pekín.

Apunta, además, que dos personas que han tenido contacto cercano con la niña no presentan ningún síntoma de gripe.

Poco después, Xinhua informó que dos personas más, una mujer de 77 años y un hombre de 72 de la ciudad de Changshu, en la citada provincia, están en condición crítica tras ser diagnosticados con el virus.

Las dieciséis personas que más contacto tuvieron con ellos han sido evaluadas y no presentan síntomas de contagio.

Su caso eleva a 46 el número de afectados, después de que entre el viernes y el sábado se confirmaran siete nuevos casos: dos en Shanghái, tres en la provincia de Zhejiang, y los dos últimos en Jiangsu, todas en el este del país asiático.

La más afectada

Shanghái es la metrópolis más afectada por el virus hasta el momento, seguida por las provincias orientales de Jiangsu, Zhejiang y Anhui.

La Comisión Nacional de Sanidad y Planificación Familiar asegura que entre las personas que han estado en contacto directo con los contagiados no se ha detectado ningún síntoma anormal ni que indique la menor “relación epidémica” entre todos ellos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), desde Ginebra, también descartó la posibilidad de una “epidemia”, ya que, de momento, no se ha confirmado que el virus se transmita entre humanos.

Varias observaciones clínicas han demostrado que, si se trata al paciente como máximo cinco días después de mostrar los primeros síntomas, los métodos terapéuticos actuales en China “pueden ser eficaces” en el tratamiento de la enfermedad.

 

Piden información

Muchos internautas chinos, lejos del pánico, han insistido al Ejecutivo chino en la importancia de la “transparencia” y en trasladar datos claros sobre lo que ocurre.
Y es que algunos de ellos cuestionaron recientemente la decisión del Gobierno de esperar a anunciar los contagios de esta nueva cepa de gripe, cuyo primer caso se produjo el 1 de marzo, pero que no se confirmó sino hasta finales de mes.