•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) realiza este jueves en Lima una cumbre presidencial de emergencia por la situación que vive Venezuela tras los controvertidos comicios que proclamaron ganador a Nicolás Maduro, quien decidió asistir a la cita.

A horas de las ceremonias de su investidura, previstas para el viernes en Caracas, Maduro emprendió un viaje de último momento a Lima y estará presente en la reunión de mandatarios que analizará la crisis en su país.

"Vamos a la cumbre presidencial convocada por Unasur, nuevamente demostrando su capacidad de acción, su capacidad política, frente a la amenaza de violencia y de golpe de Estado en Venezuela", declaró Maduro en el aeropuerto caraqueño de Maiquetía, poco antes de emprender el vuelo a Lima.

Maduro dijo que informará a sus pares de la Unasur "lo que han sido los acontecimientos que la patria ha vivido las últimas horas. Cómo hemos derrotado un golpe de Estado en esta fase".

El canciller venezolano, Elías Jaua, había partido poco antes hacia Lima sin precisar si Maduro acudiría también a la cita del bloque regional.

"Todos los mandatarios de Unasur estarán presentes en Lima", confirmó luego el vicecanciller peruano Fernando Rojas en declaraciones a la radio RPP, a excepción del presidente de Ecuador, Rafael Correa, que se encuentra de gira por Europa.

Los gobiernos sudamericanos saludaron a Maduro tras su proclamación, pese a que el candidato opositor a la presidencia Henrique Capriles desconoció el resultado de los comicios y pidió un recuento total de los votos.

Desde Washington, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, insistió este jueves en la conveniencia de un recuento de los sufragios, pero pidió que no se "cierren las puertas" entre ambos países, que mantienen una deteriorada relación diplomática.

"Nuestra posición es que esa auditoría sería un importante primer ingrediente para brindar confianza a toda la comunidad de naciones interesada en este resultado", dijo Kerry durante una audiencia en el Senado estadounidense.

Pero, "tenemos que trabajar con lo que tenemos", y por ello "mi esperanza es que nadie cierre las puertas automáticamente cuando comience el nuevo gobierno", señaló.

Convocatoria de Emergencia

La cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas fue convocada el miércoles de forma urgente por el gobierno peruano, que ejerce la presidencia temporal del grupo, para analizar "el desarrollo de los recientes acontecimientos en la hermana República Bolivariana de Venezuela" luego de las elecciones que Maduro ganó por un estrechísimo margen.

Capriles, quien anunció a través de su cuenta en Twitter que evaluaba la posibilidad de viajar también a Lima y participar en la cumbre regional, pidió formalmente el miércoles al Consejo Nacional Electoral (CNE) el recuento del 100% de los votos.

Los resultados electorales cuestionados por la oposición desataron protestas en todo el país el lunes, que dejaron al menos ocho muertos, 61 heridos y un gran número de detenidos en Venezuela.

La cita de la Unasur está prevista desde las 21H30 locales (02H30 GMT del viernes) en el Palacio de Gobierno de Lima, según detalló Rojas al explicar que previamente hay un programa preestablecido por la visita oficial de dos días que inicia el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva.

"Evidentemente hay una situación difícil, queremos ayudar en lo que sea posible a nuestros hermanos venezolanos", dijo el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, la noche del miércoles.

El funcionario adelantó que la cita extraordinaria de la Unasur servirá "para analizar juntos la situación en Venezuela", mediante una "agenda abierta" en que la se producirá "un diálogo amigable entre países hermanos".

La Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Venezuela, Uruguay, Venezuela y Surinam. Paraguay se encuentra suspendido del bloque desde el año pasado por la cuestionada destitución del ex presidente Fernando Lugo.

El vicecanciller peruano informó que el presidente Ollanta Humala decidirá si finalmente viaja el viernes a la toma de posesión del Maduro luego de la cumbre de emergencia en la capital peruana.

"Sobre la base de la reunión de esta noche, el presidente evaluará y tomará la decisión que corresponde en función a los intereses del país y al propio proceso de integración sudamericana", declaró el vicecanciller.

Maduro, heredero del fallecido Hugo Chávez, ganó las presidenciales con 50,8% de los sufragios frente al 49% de Capriles, con una diferencia absoluta de 265.000 votos.