•   Boston  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Oficina Federal de Investigaciones, FBI, difundió ayer fotos y vídeos de dos hombres sospechosos de perpetrar el doble atentado en el maratón de Boston, el lunes, que dejó tres muertos y más de 180 heridos.

La publicación de las imágenes tuvo lugar pocas horas después de que el presidente Barack Obama advirtiese en una visita a Boston que Estados Unidos va a “encontrar” y “llevar ante la justicia” a los autores de las dos explosiones en la ciudad de Massachusetts (noreste).

Los dos sospechosos están “armados” y son “peligrosos”, afirmó el jefe del FBI en Boston, Richard DesLauriers. El FBI colgó en su web www.fbi.gov varias imágenes y un vídeo de los dos hombres, denominados “Sospechoso Uno” y “Sospechoso Dos”. Parecen jóvenes y ambos tienen una gorra, uno blanca y el otro negra, y llevan mochilas.

Uno dejó la mochila

Según DesLauriers, el sospechoso de gorra blanca dejó su mochila en el lugar de la segunda explosión “algunos minutos” antes del estallido cerca de la línea de la llegada del maratón.

“Durante más de 100 años, el FBI se ha apoyado en los ciudadanos para que sean sus ojos y sus oídos. Alguien ahí fuera conoce a estos individuos”, dijo DesLauriers.

Horas antes de la conferencia de prensa del FBI, el presidente Barack Obama había prometido dar con los autores del atentado, al encabezar un servicio ecuménico en la Catedral de la Santa Cruz de Boston, repleta con unas 2,000 personas.

“Vamos a encontrarlos”

“Sí, vamos a encontrarlos. Y sí, van a enfrentar a la justicia. Podemos ser momentáneamente desestabilizados, pero nos levantaremos. Seguiremos hacia adelante. Terminaremos la carrera”, afirmó Obama, despertando una ovación de los presentes, entre ellos el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, su rival en las presidenciales de noviembre pasado.

“Si buscaban intimidarnos, aterrorizarnos, debe quedar claro ahora que eligieron la ciudad equivocada para hacerlo. No aquí en Boston, no aquí en Boston”, lanzó al resaltar el coraje de los habitantes de la principal urbe de Nueva Inglaterra.

La seguridad ha sido incrementada en la ciudad con policías y guardias nacionales casi en cada esquina del centro. Sin embargo, los tribunales federales y un hospital debieron ser evacuados el miércoles por amenazas de bomba que se revelaron falsas.

 

Las pesquisas

El FBI halló en el techo de un hotel en la zona del atentado trozos de una olla a presión. También se encontraron en la escena del crimen fragmentos de una mochila de color oscuro donde habrían ocultado las bombas caseras.

Las fotos difundidas muestran trozos de metal retorcidos, así como restos de cables y componentes electrónicos que podrían haber sido utilizados para hacer explotar las bombas a distancia.

El material hallado por el FBI es analizado en su laboratorio de Quantico (Virginia, este). Más de mil responsables y oficiales de diferentes agencias de investigación del gobierno estadounidense trabajan en Boston, según DesLauriers.

 

Aún hay heridos graves

Más de 100 de los 183 hospitalizados inicialmente ya fueron dados de alta. Sin embargo, una decena de personas siguen en estado crítico y necesitan nuevas operaciones para salvar sus vidas.