•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones paraguayas, Oscar Arias, se mostró hoy esperanzado de que los comicios serán "una jornada cívica ejemplar".

En declaraciones a Efe, el expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz afirmó que "por el momento es una jornada cívica muy linda, todo el mundo está votando, hay mucha calma y la gente está muy tranquila, cumpliendo con la ley".

En su visita a un colegio electoral en un barrio popular de Asunción, Arias se sumó a las voces de varios líderes políticos que se declararon contentos con la buena participación registrada en las primeras horas de votación. "Por lo que pregunto, en la mayoría de las mesas electorales me dicen que ha votado una cuarta parte del electorado", manifestó.

El jefe de la misión de observadores de la OEA destacó que "Paraguay ha evolucionado positivamente en los últimos años, como lo demuestra que la campaña electoral ha transcurrido de la manera más normal posible comparada con la de otros países", y mostró suconfianza en el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

"Recordemos que Paraguay es una democracia joven, que hasta 1989 tuvieron una dictadura de 35 años y creo que el Tribunal Superior de Justicia Electoral es un órgano confiable y que le debe dar tranquilidad y confianza al elector paraguayo, por lo que me siento contento como jefe de esta misión de la OEA", aseguró.

Arias restó importancia a las duras acusaciones que se han lanzado los principales candidatos a la Presidencia, Horacio Cartes (Partido Colorado, opositor) y Efraín Alegre (Partido Liberal Radical Auténtico, gobernante) durante la campaña, de corrupción y de vínculos con el narcotráfico.

"Las acusaciones son típicas de una campaña política, en Estados Unidos es así, en Costa Rica, mi país, también... la verdad es que al final, entre los candidatos, siempre se calienta el ambiente y parece que es normal en una democracia", observó.

El expresidente de Costa Rica agregó que la OEA no había recibido durante la mañana denuncias de irregularidades.

"No nos constan irregularidades, tenemos delegados y observadores en todo el país, y los partidos políticos tienen libre acceso a nosotros y por el momento, no tenemos denuncias", expuso.

La OEA, con 68 observadores, es una de las misiones internacionales destacadas en Paraguay para supervisar los comicios, junto a la Unión Europea, la Unasur, el Parlamento del Mercosur y varios organismos electorales latinoamericanos.

Unos 3,5 millones de paraguayos están convocados a las urnas hoy para elegir entre once aspirantes al sucesor del presidente Federico Franco, quien completa el mandato que inició en 2008 Fernando Lugo, destituido por mal desempeño el 22 de junio de 2012.

Además, los paraguayos elegirán senadores, parlamentarios y gobernadores de departamentos