•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El multimillonario Horacio Cartes, del opositor partido Colorado, ganó este domingo las elecciones presidenciales en Paraguay, según dos sondeos a boca de urna divulgados en los medios de comunicación.

La firma First Analysis y Estudios indicó que Cartes alcanzó 50,8% de los votos contra 37% del senador oficialista Efraín Alegre y 5,1% del expresentador de televisión Mario Ferreiro, del izquierdista Avanza País.

La consultora ICA, en tanto, le atribuyó a Cartes 59,7%, a Alegre 34,3% y a Ferreiro 6,8%.

En el centro de Asunción se oían bocinazos y el estallido de petardos, mientras frente a la residencia de Cartes, en el exclusivo barrio de Carmelitas, militantes vestidos de rojo festejaban eufóricos, según imágenes trasmitidas por la televisión.

El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) divulgará los resultados oficiales preliminares hacia las 20H00 (00H00 GMT del lunes). El asesor técnico del TSJE, Luis Salas, dijo que, según cifras preliminares, la participación había sido del 75%, en una jornada electoral calurosa y soleada que transcurrió con normalidad. En los últimos comicios, un 65% de los paraguayos llamados a las urnas votó.

En las filas de los centros de votación se palpaba el triunfalismo de los colorados desde temprano en la mañana. "Este va a ser un día histórico. Regresará el partido Colorado y será por muchos años más.

En 2018 volveremos a ganar", pronosticaba Miguel Pereira, un economista de 50 años, antes de votar en el Colegio Nacional Presidente Franco, en pleno centro de Asunción.

Cartes lideró las encuestas de intención de voto sobre Alegre hasta principios de abril, cuando los liberales y los seguidores del caudillo colorado Lino Oviedo, fallecido en un accidente de helicóptero en febrero, sellaron un pacto electoral que volvió más reñida la contienda.

El candidato colorado, de 56 años, un recién llegado a la política que votó por primera vez en 2010, es un exitoso empresario y dirigente del club de fútbol Libertad, señalado por sus adversarios de contrabando de cigarrillos y vínculos con el narcotráfico.

En 1985 estuvo preso tres meses por un caso de evasión de divisas, del que fue finalmente sobreseído en 2002. La izquierda, dividida en dos grandes grupos tras la caída de Lugo, espera convertirse en la tercera fuerza.

Según las encuestas a boca de urna, el exobispo católico, de 62 años, que reconoció a dos hijos concebidos mientras era sacerdote y enfrenta reclamos por paternidad por otros dos niños, obtuvo una banca al Senado. Fin de la crisis política Paraguay votó este domingo diez meses después de la destitución de Lugo.

El expresidente, quien ganó en 2008 por una alianza en la que los liberales actualmente en el poder aportaron el 70% de los votos, fue defenestrado por el Congreso el 22 de junio de 2012 por "mal desempeño de sus funciones", tras un conflicto de tierras que dejó 17 muertos. Unos 3,5 millones de paraguayos estaban habilitados para votar en comicios que permitirán poner fin a la crisis política del año pasado.

"Voy a entregar el poder a cualquiera sea que gane estas elecciones para reinstitucionalizar la república de este país", dijo poco antes de la apertura de los centros de votación el mandatario Federico Franco, que asumió interinamente en junio.

El traspaso de mando está previsto para el 15 de agosto. Más de 300 observadores extranjeros y unos 1.200 nacionales supervisaron los comicios, entre ellos representantes del Mercosur y la Unasur, foros regionales de los que Paraguay fue suspendido tras la salida de Lugo, tildada de "golpe parlamentario" por el expresidente y sus aliados políticos de la región.

Los comicios se realizaron entre denuncias de fraude por compra de votos y otras maniobras electorales históricamente extendidas.

Un video causó polémica esta semana al mostrar al senador colorado Silvio Ovelar ofreciendo a dirigentes liberales 100.000 guaraníes (25 dólares) por cada elector que no votara en una localidad en Caaguazú (centro). Ovelar fue finalmente suspendido el viernes por dos meses sin goce de sueldo.

La compra de cédulas de identidad es una práctica muy común en este país agrícola ganadero, cuarto exportador mundial de soja, donde un 40% de sus siete millones de habitantes vive en la pobreza, según cifras oficiales. Ambos candidatos dijeron este domingo confiar plenamente en el TSJE.

Además de presidente, sin posibilidad de reelección, los paraguayos elegían este domingo un vicepresidente, así como 45 senadores y 80 diputados, representantes en el Parlamento del Mercosur y autoridades departamentales, por un período de cinco años.

Por primera vez fueron autorizados a votar unos 22.000 empadronados en Argentina, España y Estados Unidos.