•   Pekín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El hallazgo de decenas de nuevos cadáveres en los escombros, ayer, elevó a 186 la cifra de muertos por el terremoto de 7 grados que el sábado golpeó la provincia central china de Sichuan, mientras los heridos son ya 11,393, y al menos 21 personas están desaparecidas, informó la agencia Xinhua.

La gran mayoría de las muertes ocurrió en el área municipal de Yaan, donde se registró el sismo, concretamente en la comarca de Lushan, donde se situó el epicentro.

Las autoridades informaron que el sismo dañó un centenar de bienes del patrimonio cultural en la zona afectada, que se encuentra en la misma línea de falla donde hace cinco años otro terremoto, de 8 grados, causó la muerte de 90,000 personas.

china-infoEn la remota comarca de Baoxing, que ha quedado aislada por el terremoto, se han confirmado 26 muertos y unos 2,500 heridos, según indicó el dirigente comarcal Ma Jun a la agencia oficial Xinhua.

Según Ma, prácticamente la totalidad de las viviendas en esa área --que tiene una población de 58,000 personas--, han quedado dañadas en el seísmo, incluidas muchas casas que se construyeron tras el terremoto de 2008.

La zona se encuentra sin agua, sin electricidad ni gas, y la mayoría de sus habitantes, ante las constantes réplicas sísmicas, pasaron la noche a la intemperie, temerosos de regresar a sus hogares para recoger sus pertenencias.