•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los aviones de la primera compañía aérea europea, Lufthansa, se quedaron casi todos en tierra este lunes debido a una huelga ampliamente seguida del personal, que reclama un incremento salarial.

De los cerca de 1,800 vuelos previstos, sólo se han mantenido 20 vuelos de corto radio y 12 de largo, dijo a la AFP un portavoz de la compañía alemana.

Lufthansa, primera compañía aérea europea en cuanto a pasajeros, ya había advertido este fin de semana que la mayoría de sus aviones se quedarían en tierra este lunes.

La razón es una huelga de "advertencia" convocada por el poderoso sindicato del sector de servicios alemán Verdi en el marco de las difíciles negociaciones salariales anuales.

Varios miles de empleados iban a parar su trabajo a lo largo del día, dijo el portavoz de Verdi, que prevé hacer balance del seguimiento durante la tarde.

A finales de marzo, una primera huelga de advertencia ya había obligado a Lufthansa a anular unos 700 vuelos.

Diez aeropuertos en Alemania están afectados por la huelga, entre ellos los dos principales hubs de Lufthansa, Fráncfort (oeste) --primer aeropuerto alemán y tercero europeo-- y Múnich (sur), Hamburgo (norte) y Düsseldorf (oeste). En Berlín la huelga empezó al final de la mañana.

Aunque los vuelos hacia Alemania y Europa son los más afectados, los vuelos intercontinentales también se han visto fuertemente perturbados. En Fráncfort, por ejemplo, sólo seis de un total de 50 estaban previstos, mientras que en Múnich (sur), se mantuvieron tres de 17, al igual que en Düsseldorf.

En un intento de evitar las esperas inútiles y el caos en los aeropuertos, Lufthansa multiplicó los mensajes a sus clientes y les invitó a consultar su página www.lufthansa.com.

Los billetes de los vuelos anulados serán reembolsados o cambiados para otro vuelo. En los trayectos nacionales, los viajeros pueden cambiar incluso su pasaje de avión por un billete de tren, gracias a un acuerdo suscrito con la compañía de ferrocarriles alemana Deutsche Bahn, que ha previsto trenes y personal adicional.

Los vuelos operados por Germanwings, una filial de Lufthansa, no están afectados por la huelga. "La compañía espera hoy (lunes) una actividad en gran parte normal", aunque no descarta eventuales retrasos, dijo la compañía.

Verdi reclama una subida salarial del 5.2% en 12 meses para unos 33,000 empleados de Lufthansa en Alemania y pide garantías para el empleo.

Según el sindicato, al término de una tercera ronda de negociaciones, Lufthansa solo ha propuesto una subida de entre el 0.4 y el 0.6% de aumento.

Lufthansa afirmó por su parte que ha propuesto subidas del 2.3% para sus empleados de la división Lufthansa Technik, del 2.1% para los de Lufthansa Cargo y del 1.7% para los de la compañía aérea.