elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, debía tomar juramento en la tarde del lunes al gabinete de su “gobierno de calle”, un día después de haber ratificado a los ministros clave de su mentor Hugo Chávez.

Investido el viernes en la Presidencia en medio de cuestionamientos de la oposición a las elecciones realizadas hace una semana, Maduro confirmó el domingo en sus cargos a 15 de los 32 ministros venezolanos y reconoció en cada uno de ellos su “lealtad” al fallecido líder Hugo Chávez.

Los ministros serían juramentados en el Teatro Teresa Carreño a partir de las 15H00 locales (01H30 p.m. en Nicaragua), informó un comunicado de la Presidencia.

La principal innovación en el gabinete de Maduro es la división en dos del anterior ministerio de Planificación y Finanzas. Ratificó al frente de Planificación al ministro Jorge Giordani, en tanto designó al actual presidente del Banco Central, Nelson Merentes, como nuevo ministro de Finanzas.

Merentes tendrá que lidiar con un país que en 2012 cerró con una inflación de 20.1% que, según el presidente, es posible bajar a “un dígito” en tres años.

Giordani, por su parte, lideró los órganos de Planificación del país desde el comienzo del gobierno de Chávez en 1999, con breves excepciones, y es un acérrimo defensor del control cambiario que rige en el país desde 2003 para frenar la fuga de capitales.

Su salida al frente de Finanzas -y permanencia en la cartera de Planificación- puede ser interpretada como “una flexibilización, aunque no como un cambio de modelo”, dijo a la AFP el analista político y director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León.

Esto implica “una oportunidad de apertura sin necesidad de eliminar el control cambiario”, precisó León, agregando que con la flexibilización económica convivirá una radicalización política con el mantenimiento de dos actores fuertes del chavismo: Rafael Ramírez y Elías Jaua, en Petróleo y Exteriores, respectivamente.

Maduro nombró al actual director del Servicio de Inteligencia, general de división Miguel Rodríguez, como ministro de Interiores “para que proteja y construya las bases de la paz” en el país.

Además de ministro de Petróleo y Minería, Ramírez, “el ministro más antiguo del gabinete”, es también presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que controla la producción del mayor productor y exportador de crudo sudamericano, que detenta las reservas petroleras más grandes del planeta.

Maduro confirmó también a otros ministros clave del gobierno de Chávez, como los titulares de Defensa, Diego Molero, y el de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, así como al vicepresidente Jorge Arreaza, el joven yerno del líder fallecido, por voluntad explícita de este.

El líder opositor, Henrique Capriles, reaccionó inmediatamente diciendo en Twitter que el nuevo gabinete es “más de lo mismo”.

“Me dicen que el Enchufado Mayor anuncia los integrantes del Gobierno #MientrasTanto Resultado: #Másdelomismo”, escribió en la red social refiriéndose a Maduro y asegurando que recibía mensajes de “inconformidad” de militares por la ratificación del ministro de Defensa en su cargo.