•   Trípoli  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un atentado con coche-bomba perpetrado contra la Embajada de Francia en Trípoli, dejó el martes dos guardias heridos --uno de ellos de gravedad-- y provocó importantes daños materiales, en el primer ataque contra intereses franceses desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, en 2011.

Este atentado, calificado de “acto terrorista” por las autoridades libias, tuvo lugar en un contexto de inseguridad creciente en Libia, con milicias que hacen lo que quieren y en un contexto regional marcado por el conflicto en Malí, donde el ejército francés intervino contra los islamistas radicales.

El presidente francés François Hollande, cuyo país participó en la operación militar internacional contra el régimen de Gadafi, indicó que espera que las autoridades libias “hagan toda la luz” sobre este ataque.

“Francia espera que las autoridades libias hagan toda la luz sobre este acto inaceptable, para que los autores sean identificados y comparezcan ante la justicia. Este acto toma como blanco, a través de Francia, a todos los países de la comunidad internacional que participan en la lucha contra el terrorismo”, afirmó Hollande en un comunicado.