elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 700 exsoldados, veteranos de la guerra civil de El Salvador (1980-1992), desfilaron este jueves en la capital, para exigir al Congreso la aprobación de una ley que les otorgue una pensión, indemnizaciones y otros beneficios sociales.

"Nuestro compromiso es lograr que la Asamblea Legislativa acceda a aprobar una ley en donde quede establecido nuestro derecho a una pensión digna, a una adecuada atención de salud y que se nos conceda créditos para trabajar la tierra", afirmó a la prensa Julio Vásquez, representante de los veteranos de guerra.

Los exmilitares, muchos de ellos vistiendo trajes de camuflaje verde olivo y tapándose el rostro con pañuelos, marcharon desde un parque en el sector oeste de San Salvador, hasta una calle cercana a la sede del Congreso en pleno centro de la capital.

Un fuerte cordón de agentes antimotines de la Policía les impidió llegar a la sede parlamentaria, donde pretendían reunirse con el presidente de ese órgano, Sigfrido Reyes.

Otro representante del grupo, Mateo Rendón, explicó que los veteranos exigen al presidente Mauricio Funes el pago de una indemnización de 10.000 dólares "por los servicios de seguridad" que prestaron durante el pasado conflicto bélico.

"Antes nos tomaban en cuenta cuando eramos útiles, hoy que ya no le servimos al gobierno, nos tratan como nada. No vamos a descansar hasta que se nos pague lo que por derecho nos ganamos", sostuvo Rendón.

La protesta de los ex soldados concluyó luego de que un diputado, el coronel retirado Sigifredo Ochoa, les recibió una carta dirigida al Congreso en la cual plantean sus demandas.

Este jueves, el presidente Mauricio Funes señaló que "no hay posibilidades" de hacer el pago de una indemnización a los ex combatientes del ejército pues "no hay dinero en las arcas" del Estado.