elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Organizaciones panameñas denunciaron este jueves su temor de que se ponga "en peligro" a la población después de que el gobierno flexibilizara algunos criterios sanitarios para la adquisición y distribución de medicamentos tanto en la sanidad pública como privada.

"Tememos que esta flexibilización (para la entrada de medicamentos al país) lo que pueda ocasionar es un riesgo a la salud de los panameños", dijo a la AFP David Ocalagan, vocero del Movimiento Pro Seguridad, Calidad y Eficacia de los Medicamentos, una asociación que agrupa a 23 organizaciones defensoras de la sanidad pública panameña.

"Se pone en peligro a toda la población porque en los actos públicos (licitaciones para la adquisición de medicamentos) van a entrar a ofertar actores que no cumplen con las normas sanitarias panameñas", manifestó Vilma Turner, otra de las voceras de la organización.

La polémica se produce después de una resolución del 11 de marzo de 2013 en la que el Ministerio de Salud resuelve "levantar temporalmente" a 32 medicamentos la necesidad de presentar el "certificado de intercambiabilidad", una especie de certificado sobre la eficacia, calidad y seguridad fármaco.

Según la resolución, firmada por el director nacional de Farmacia y Drogas, Eric Conte, la medida pretende "facilitar" la adquisición de estos medicamentos por el Estado y su "debido suministro" a la población.

Captopril, tiamazol, propranolol, prazocina, omeprazol, aciclovir, bencilpenicilina, espiramicina, nifedipina, doclofenaco sódico o salbutamol sulfato son algunos de los 32 medicamentos que aparecen en la resolución que levanta requisitos.

"Al levantar un requerimiento de calidad corremos el riesgo de que puedan entrar muchas cosas que desconocemos, incluyendo productos falsificados", aseguró Turner, quien pidió buscar "otras alternativas".

"Entendemos la necesidad de comprar por precios más bajos", pero "necesitamos garantizarle a la población" las condiciones de "calidad, efectividad y seguridad" de las medicinas a las que accede, añadió.

Según Ocalagan, los medicamentos afectados son para todo tipo de pacientes y patologías, "lo que es riesgoso" porque cualquier medicamento que no cumpla con las normas de seguridad sanitaria "pueden afectar a la salud" de forma masiva en la población.