•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Chelsea, que venció (2-1) al Basilea este jueves con un tanto del internacional brasileño David Luiz en el tiempo de descuento, y el Fenerbahce, que ganó (1-0) en su estadio al Benfica, dieron un paso importante para alcanzar la final de la Europa League.

La victoria del equipo inglés tiene mayor relevancia al haberla logrado lejos de su estadio, por el valor doble de los goles fuera en caso de empate en la eliminatoria.

Por otro lado el Fenerbahce, que tiró tres veces al poste, se llevó un resultado positivo pero pudo haber sentenciado la eliminatoria ante un decepcionante Benfica.

En Suiza se adelantó el Chelsea mediante el nigeriano Victor Moses, en el minuto 12. El Basilea aprovechó un penal para igualar por medio de Fabian Schar (minuto 87) , pero un libre directo de David Luiz en la prolongación (90+4) puso el definitivo 2-1 en el marcador.

"Es un muy buen equipo que puede ganar en casa y fuera. Debemos seguir concentrados y no confiarnos. Si jugamos bien, podemos ganar a cualquiera y eso es lo que debemos hacer", señaló el técnico del Chelsea, el español Rafael Benítez.

En un ambiente festivo, con la presencia del legendario jugador de tenis Roger Federer en la grada para ver al equipo de su ciudad, el Basilea se mostró valiente y puso en dificultades al Chelsea.

Pero fue el equipo inglés el que se adelantó pronto gracias a Moses, que cabeceó un córner que sacó Frank Lampard.

El equipo local dominó el juego y fabricó buenas ocasiones, pero el Chelsea, con menos posesión, también creaba peligro con transiciones rápidas.

Nada más comenzar la segunda mitad Valentin Stocker, con todo a favor, disparó al poste cuando ya había sorprendido al checo Petr Cech, que ni siquiera se había podido mover.

El Chelsea devolvió el golpe con una gran jugada del belga Eden Hazard que el español Fernando Torres finalizó con un duro disparo al palo.

La insistencia local finalmente encontró premio cuando el español César Azpilicueta derribó a Stocker y el árbitro señaló penal (86).

A Fabian Schar, de 21 años, no le tembló el pulso ante un veterano como Cech y logró la igualada para su equipo (87). Los 36.000 espectadores del Sankt Jakob-Park estallaron de alegría ante la nueva machada de su equipo.

Pero en el descuento llegó el jarro de agua fría. En una falta lejana David Luiz disparó con potencia, pero no excesivamente colocado, y Yann Sommer no pudo blocar introduciendo el balón en su portería. Inmediatamente el árbitro pito el final del partido.

En Estambul el Fenerbahce se encontró una irreconocible versión del Benfica y finalmente ganó, aunque pudo haber goleado.

En el minuto 45 de la primera parte el holandés Ola John derribó al turco Gokhan Gonul y el árbitro señaló penal. El brasileño Cristian disparó raso y fuerte, pero el balón se fue al poste.

Instantes después, cuando el colegiado determinó el final de la primera parte, el centrocampista se marchó a los vestuarios llorando y tuvo que ser consolado por sus compañeros.

En la segunda parte (54) fue el argentino Nico Gaitán el que, con un disparo cruzado, se encontró con la madera.

Finalmente en el minuto 71, el Fenerbahce, mucho mejor que el equipo luso, encontró su recompensa en un saque de esquina.

El paraguayo Lorenzo Melgarejo intentó despejar de cabeza pero lo que hizo fue prolongar el balón para que Egemen Korkmaz hiciera el único gol del partido.

El Benfica deberá dar una mejor imagen en Lisboa para intentar remontar la eliminatoria y estar en la final.

"Estoy seguro de que podemos ganar y clasificarnos para la final a pesar de esta derrota, quiero que el Benfica sea más ofensivo en la vuelta", dijo al final del partido el técnico portugués Jorge Jesus.

Los encuentros de vuelta de las semifinales se disputarán el día 2 de mayo. La final de la Europa League está prevista el 15 de mayo en Amsterdam.