elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El director general de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP) de Honduras, Eduardo Villanueva, y el director adjunto, Mario Chinchilla, renunciaron a sus cargos tras severas críticas a su gestión, informaron hoy fuentes oficiales.

Villanueva, quien había asumido el cargo el 1 de diciembre de 2011, indicó a periodistas que tanto él como Chinchilla presentaron la renuncia el pasado día 24 ante el presidente hondureño, Porfirio Lobo.

"Lo que he hecho es anteponer el interés general, me voy con mucho orgullo porque no se ha cometido ningún acto violatorio a la Constitución de la República", subrayó Villanueva.

Además, lamentó que en el proceso de depuración de la Policía "siempre se generó la incomprensión de algunas personas que creyeron que este era un proceso que podía hacerse de un día para otro".

La Policía de Honduras está en proceso de depuración desde noviembre de 2011, a raíz de las múltiples denuncias sobre agentes y oficiales implicados en delitos como narcotráfico, extorsión, secuestros y crímenes, entre otros, muchos de ellos de vieja data.

La oficina de prensa del Ejecutivo hondureño también confirmó en un comunicado que el gobernante "ha aceptado la renuncia irrevocable" interpuesta por Villanueva y Chinchilla, quienes deberán permanecer en el cargo hasta que Lobo "nombre a sus sustitutos y los mismos sean ratificados" por el Parlamento.

Por ello, las autoridades de la Secretaría de Seguridad se reunirán el próximo lunes con los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Interior (Conasin) para que presenten una nómina de candidatos para ocupar los cargos en la DIECP, según el documento.

Villanueva y Chinchilla dimitieron después de dos semanas de haber comparecido ante el Legislativo, para responder sobre los avances en el proceso de depuración de la Policía Nacional, a la que con frecuencia se vincula con la criminalidad extrema que vive el país centroamericano.

El director general de la DIECP dijo en su informe ante el Parlamento entre 2012 y lo que va de 2013 apenas se han evaluado a 3.200 agentes de los 14.000 policías, de los que 230 reprobaron alguno de sus análisis.