elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aseguró este sábado que se destinarán unos 33 millones de dólares para programas de prevención delictual enfocados en jóvenes en riesgo en municipios que sean declarados libres de violencia en el marco de una tregua que mantienen las pandillas.

Son "programas y acciones de prevención del delito que ya teníamos, que veníamos implementando desde el inicio de nuestra estrategia de combate de la criminalidad", indicó Funes en su programa de radio Conversando con el Presidente, que se transmite todos los sábados en la Radio Nacional.

El mandatario no precisó qué tipo de programas serán los que se impulsarán, de momento, en los ocho municipios que hasta la fecha han sido declarados libres de violencia en todo el país, pero se prevé que se sigan sumando otras jurisdicciones.

"El gobierno lo que ha hecho es que ha escuchado atentamente las demandas planteadas por los alcaldes (de los municipios libres de violencia) y por las comunidades, y queremos darles respuestas", sostuvo Funes.

La decisión de destinar fondos para proyectos de prevención, surge luego que alcaldes de los municipios libres de violencia demandaran al gobierno fondos para impulsar proyectos de prevención enfocados en jóvenes, pertenezcan o no a las maras (pandillas).

Esos programas involucrarían en su desarrollo no sólo a las alcaldías, sino también a otras instituciones gubernamentales.

Funes también rechazó versiones que señalaron que el gobierno estaría "endeudándose" con créditos internacionales para desarrollar los proyectos de prevención.

"Hay mal intencionados que han dicho que incluso el gobierno se está endeudando para consentir a los mareros (pandilleros), para darle fondos a los mareros, y no hay nada de eso, no nos estamos endeudando", aclaró el mandatario.

La tregua entre pandillas comenzó en marzo de 2012 y la misma ha permitido que los homicidios se reduzcan de 14 a cinco a diario en el país, según el gobierno.

En las cárceles de El Salvador están recluidos poco más de 10.000 pandilleros, mientras que en barrios y calles permanecen libres unos 50.000, según datos oficiales.