elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El expresidente colombiano Álvaro Uribe pedirá a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, CIDH, una medida cautelar contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que lo acusó en la víspera de fraguar un plan para asesinarle, anunció ayer Jaime Granados, abogado del político.

“En las próximas horas acudiré a la CIDH para solicitar que se adopten medidas cautelares a favor del expresidente Uribe, toda vez que con los actos desplegados por el señor Maduro se pone en riesgo su vida e integridad física”, señaló Granados en un comunicado.

Además, el abogado anunció que solicitará al “Procurador General (Alejandro Ordóñez) que promueva petición especial para que, en caso de que el señor Maduro ingrese a territorio colombiano, pueda ser investigado por un órgano de justicia imparcial por las calumnias y amenazas irresponsablemente proferida”.

Acusaciones fueron públicas

El viernes durante un acto público en Caracas, Maduro calificó a Uribe de “asesino” y lo acusó de fraguar junto con la derecha venezolana y sectores anticastristas cubanos de Miami un supuesto plan para asesinarlo. El expresidente colombiano (2002-2010) calificó de “inmadura” la acusación.

Granados señaló también en el comunicado que “dichas expresiones son el reflejo de una persona desesperada que de forma ilegítima ostenta el poder” y que Maduro ha “profundizado en los ataques y en la descalificación de todo aquel que se atreva a pensar distinto a él”.

Uribe y el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) intercambiaron durante sus gobiernos fuertes acusaciones, que llevaron a la ruptura en 2010 de las relaciones diplomáticas y comerciales entre Colombia y Venezuela.

En su momento, Uribe acusó a Chávez de proteger a la guerrilla colombiana de izquierda, en tanto que el mandatario venezolano señaló a su homólogo colombiano por urdir planes de magnicidio en su contra.