•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Pocos países europeos disponen de una cantidad mínima de guarderías para recibir a bebés menores de tres años, lo que constituye un obstáculo importante para el empleo de las mujeres, reveló un primer estudio que se dispone a publicar la Comisión Europea.

En marzo de 2002, una cumbre europea sobre el crecimiento y el empleo realizada en Barcelona invitó a los Estados miembros "a eliminar los frenos a la participación de las mujeres en el mercado laboral".

El objetivo para 2010 era crear estructuras para recibir al menos a 33% de los niños menores de tres años y a por lo menos 90% de los niños que tengan entre tres años y la edad de la escolarización obligatoria.

Seis años después, sólo Dinamarca, Holanda, Suecia, Bélgica y España superaron el objetivo de 33%. Otros cinco se acercan: Gran Bretaña, Francia, Portugal, Luxemburgo y Eslovenia.

Siete países --incluyendo a Alemania e Italia-- se sitúan entre 16% y 26%. Pero otros ocho --entre los cuales se encuentran Polonia y Grecia-- tienen una tasa de cobertura inferior o igual al 10%.

Por otra parte, la situación es crítica porque numerosas guarderías funcionan sólo a medio tiempo, como sucede en la mayoría de los casos en Holanda y Gran Bretaña.

La Comisión Europea también destacó que los lugares en las guarderías no siempre son accesibles para las familias modestas en los países europeos, donde existen varios modelos simultáneamente.

"La dicotomía aumenta entre los lugares en las guarderías accesibles suministradas por el sector público pero poco disponibles (sometidas por ejemplo a largas listas de espera) y las posibilidades importantes de niñeras privadas pero poco abordables financieramente", subrayó Bruselas, que sólo tiene un poder de recomendación en esa materia.

En cambio, para los niños de tres años hasta la edad de la escolarización, las guarderías son financiadas por el Estado, "a menudo sin costo para los padres".

Ocho países --Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Luxemburgo, Suecia, España e Italia-- superaron el objetivo de la Unión Europea del 90% fijado para recibir a criaturas de esas edades. Tres se acercan y siete están más alejados (tasas entre 70 y 85%).

Sin embargo, incluso en esos casos los horarios carecen de flexibilidad. Más de la mitad de los países de la Unión Europea tienen establecimientos que abren sólo la mitad del día.

"Existe un vínculo directo entre la disponibilidad de las estructuras de acogida y las posibilidades de empleo remunerado para los padres", insistió Bruselas.

En la UE, más de seis millones de mujeres (de 25 a 49 años) afirman estar obligadas a permanecer en la casa o a trabajar a tiempo parcial debido a sus responsabilidades familiares. Para más de la cuarta parte, "la falta de guarderías infantiles o su costo" explica esa elección.

La tercera parte de las mujeres trabaja a tiempo parcial en la Unión Europea, contra menos de un hombre de cada diez.