•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El F18 de Estados Unidos, el Gripen de Suecia y el Rafale de Francia entraron en una ajustada disputa por una millonaria licitación de cazas de la Fuerza Aérea Brasileña, cuyo vencedor será el que entregue un buen paquete de transferencia tecnológica, estiman los analistas.

El F-18 de Boeing, el Rafale de Dassault y el Gripen de SAAB fueron seleccionados el miércoles por la Fuerza Aérea como finalistas de la licitación que renovará la flota de Mirage 2000 con un primer paquete de 36 aeronaves, que puede ampliarse en el futuro, informó la propia fuerza.

Quedaron fuera de concurso el Sukhoi (Rusia), el F16 de Lockheed Martin (EEUU) y el Eurofighter (Gran Bretaña, Alemania, Italia y España).

"Los tres aviones de combate (finalistas) están en un mismo nivel, cualquiera puede ganar", declaró a la AFP el coronel retirado y miembro del Núcleo de Estudios Estratégicos de la Universidad de Campinas, Geraldo Cavagnari.

Francia llega a la disputa con ventajas, pero no definitivas, dijo el analista: "Francia tiene una tradición histórica y un entendimiento muy bueno, que comenzó con los Mirage 2000, pero eso no será determinante, lo que definirá el ganador es el paquete de transferencia de tecnología que cada uno esté dispuesto a ofrecer para impulsar la industria aeronáutica brasileña".

"A Brasil lo que le interesa es no sólo tener una aeronave de última generación, sino también que el acuerdo sirva de base para desarrollar aviones en el país", afirmó a la AFP el analista militar y general retirado Alvaro Pinheiro. "Creo que la que tiene más ventajas es la oferta francesa, porque Francia ha demostrado voluntad política de ser socio de Brasil", añadió.

Brasil y Francia negocian una asociación estratégica en materia de defensa que será firmada en diciembre con la visita del presidente Nicolás Sarkozy y que por el momento prevé la fabricación de helicópteros Super Cougar y del submarino Scorpène.

"Las propuestas de los tres finalistas son muy buenas", asegura a la AFP, sin establecer un favorito, el director del sitio especializado Defesanet, Nelson During. Según él, "todos ellos están interesados en marcar presencia en la región", mientras que para Francia es clave "consolidar la que sería la primera venta internacional del Rafale".

En la nota en la que se divulgó a los finalistas de la subasta, la Fuerza Aérea dijo que Brasil busca "condiciones de producir o participar de la producción de cazas de quinta generación en un futuro de mediano y largo plazo" y que en la selección tendrá en cuenta "la compensación comercial y de transferencia de tecnología".

La gran sorpresa ha sido la eliminación del avión ruso Sukhoi, una de las opciones que fue considerada favorita, pero que, según analistas, fue perjudicada por los acuerdos entre Venezuela y Rusia.

"La venta de equipos de defensa a (Hugo) Chávez (presidente de Venezuela) cerró la puerta en América Latina para la venta de equipos rusos", según During.

"Rusia está usando a Chávez para provocar a Estados Unidos, como éstos la provocan en el Cáucaso y el Mar Negro, y eso perjudicó la opción rusa, ya que a Brasil no le interesa entrar en esas disputas", dijo Cavagnari.

Para Pinheiro, en cambio, lo que ocurrió es que el avión ruso "no presentó un proyecto confiable en (materia de) transferencia tecnológica".