•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller francés Bernard Kouchner solicitó este jueves a su homólogo venezolano Nicolas Maduro que Caracas interceda ante Irán en el tema nuclear y para que "transmita a Teherán nuestras ofertas de diálogo".

Kouchner y Maduro iniciaron este jueves dos días de conversaciones de una comisión mixta franco-venezolana sobre diversos aspectos de cooperación e intercambio que incluyen la energía, la cultura, la ciencia, la tecnología y el campo militar, entre otros.

La delegación venezolana está compuesta además por el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, las ministras de Ciencia y Tecnología, Nuris Orihuela, y de Telecomunicaciones, Socorro Hernández, y por los viceministros de Relaciones Europeas Alejandro Flemming, de Cultura Iván Padilla, de Finanzas Gustavo Hernández y de Hidrocarburos, Iván Orellana.

Kouchner, al referirse al tema de la energía nuclear - "pacífica" - según insistió, aludió al caso de Irán, sobre el cual pesan sospechas de que desarrolla un dispositivo nuclear para uso militar.

Luego de destacar la mejor disposición de Francia para cooperar con Venezuela en el terreno nuclear pacífico y sobre todo en el aspecto de la seguridad, el canciller Kouchner solicitó la intervención de Caracas ante Teherán.

"Estamos dispuestos a dialogar con nuestros amigos venezolanos que transmitirán a nuestros amigos iraníes que nuestras ofertas de diálogo son reales, pero el problema es que no hay nadie frente a nosotros", señaló Kouchner.

Precisando la posición de su país, el canciller francés recordó que éste no estaba únicamente a favor de las sanciones sino también por un diálogo con Irán, pero denunció la actitud de Teherán de no responder a los cuestionamientos sobre el tema.

"No estamos de acuerdo y hemos intercambiado opiniones con los iraníes respecto a una energía incontrolada y sin respuestas a las preguntas de un documento muy pertinente de la AIEA que acaba de publicar un informe aplastante y alarmante", dijo Kouchner.

El canciller Nicolas Maduró confirmó al respecto la excelentes relaciones y el entendimiento que existen entre Venezuela e Irán en diversos aspectos.

Entre los diez acuerdos que deben firmarse al culminar las conversaciones de esta comisión mixta, el jefe de la diplomacia venezolana destacó en particular uno relativo a los hidrocarburos que ya está en marcha a través de un proyecto en la cuenca del Orinoco y donde ya trabajan empresas francesas.

Nicolas Maduro señaló que éste está destinado principalmente a la producción petrolera y para el mejoramiento y el procesamiento del crudo que será exportado directamente a Francia.

Siempre en el terreno energético, Maduro dijo que los intercambios estaban en relación con la directivas entregadas por el presidente Chávez para el desarrollo de energías alternativas como la solar, eólica o mareomotriz.

En el terreno de la educación se analizará un plan de enseñanza del Francés en Venezuela y otorgamiento de 1.000 becas para jóvenes que vendrán a seguir estudios superiores en Francia.

El canciller venezolano también señaló como tema de las conversaciones el tema industrial, referido al desarrollo al metro de Caracas y de los ferrocarriles venezolanos como hacia el resto de América del Sur.

En el plano de la industria automotriz Maduro indicó que en las próximas semanas habría importantes anuncios en relación al campo automotriz y a la empresa francesa Renault.

Nicolas Maduro puso especial énfasis en el tema de la lucha contra el narcotráfico a nivel internacional --un tema que la delegación venezolana había pedido se agregara al orden del día-- destacando que "Venezuela es ahora territorio libre de producción y procesamiento de la droga".