•   Peshawar, Pakistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un atentado suicida contra un candidato de un partido islamista dejó al menos nueve muertos y decenas de heridos este martes en el noroeste de Pakistán, a cuatro días de las elecciones legislativas, lo que eleva a más de cien el balance de muertos en la campaña de estos comicios cruciales para consolidar la democracia en el país.

El atentado se produjo en Hangu, una ciudad de la provincia septentrional de Khyber Pakhtunkhwa de la que Peshawar es la capital e iba dirigido a un candidato local del partido Jamaat e Ulema e Islam liderado por Fazlur Rehman (JUI-F).

El ataque se produjo cuando un kamikaze hizo estallar su carga explosiva justo cuando Mufti Syed Janan, el candidato del JUI-F a la asamblea provincial, regresaba en automóvil tras reunirse con comerciantes de un bazar local, indicaron fuentes de seguridad.

Ayer lunes, otro ataque de los talibanes en un mitin del partido dejó 23 muertos.

Ishtiaq Ahmed, un responsable de la policía, dijo a la AFP que nueve personas murieron y 40 resultaron heridas, mientras que un responsable civil del distrito, Tahir Abbasi, aseguró que eran 10 los muertos.

"El kamikaze se hizo estallar cerca de mi vehículo", dijo el candidato Syed Janan, que resultó herido en la cabeza y en la espalda. "Estoy sano y salvo, pero mis dos guardaespaldas resultaron gravemente heridos", agregó por teléfono a la AFP.

Más de 101 personas murieron desde el 11 de abril en atentados vinculados a la campaña electoral para las legislativas nacionales y provinciales del sábado en Pakistán, según un balance elaborado por la AFP.

Estas elecciones son cruciales para consolidar la democracia en el país

Los talibanes paquistaníes del TTP, un grupo islamista armado hostil a estas elecciones que considera "no islámicas", reivindicaron gran parte de los atentados durante la campaña, incluyendo el del lunes contra el candidato de JUI-F, Munir Khan Orakzai.

Los talibanes afirmaron que su objetivo era el candidato y no el partido, miembro de la coalición en el poder en Pakistán mayoritariamente laica.

Estos ataques limitaron la capacidad de varios partidos, en primer lugar los laicos, de hacer campaña en el terreno y podrían tener un impacto en la participación en las elecciones.

Más de 600,000 miembros de las fuerzas de seguridad, entre ellos al menos 50,000 soldados, estarán desplegado alrededor de los colegios electorales para garantizar el buen desarrollo de las elecciones, anunció la comisión electoral.

El todopoderoso jefe de la Fuerzas Armadas, el general Ashfaq Kayani, reiteró el apoyo de los militares a las elecciones cuyo objetivo es, según él, reforzar el estado de derecho y terminar con la alternancia "entre la democracia y la dictadura".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus