•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El vicepresidente chino, Li Yuanchao, pidió ayer al Gobierno venezolano eficiencia en la gestión de una planta agroindustrial que ha comenzado a construirse cerca de Caracas con una inversión de su país por unos 52 millones de dólares.

“Tenemos que cuidar que estos proyectos sean efectivos y eficientes, en el sentido de que puedan jugar un papel positivo en empleo y efectos económicos y sociales; espero que los factores de eficiencia sean tomados en consideración”, dijo Li Yuanchao al canciller venezolano, Elías Jaua, con quien recorrió las obras.

Se trata de una planta pausterizadora de leche y de producción de otros lácteos que ha comenzado a levantarse en los Valles del Tuy, una zona situada en el sur del estado de Miranda, al que pertenece una parte de Caracas.

Valiéndose de un traductor, en una alocución televisada por el canal estatal VTV, el vicepresidente chino añadió que “el éxito en este proyecto servirá de ejemplo” para la financiación de otros proyectos de cooperación conjunta.

Acuerdan construir un puerto

El vicepresidente chino llegó el domingo a Venezuela y el lunes se reunió con Maduro, con quien firmó acuerdos para la financiación de otras obras, entre ellas la construcción de un puerto para la estatal petroquímica Pequiven.

La “alianza estratégica para el desarrollo compartido que comenzó de cero ya supera los 10,000 millones de dólares en intercambio comercial”, destacó anoche Maduro.

El gobernante recordó que Venezuela vende petróleo a China –640 mil barriles diarios, según cifras oficiales– y el país asiático invierte en diversas áreas para el desarrollo de la nación sudamericana.