•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Indígenas hondureñas denunciaron este miércoles ser objeto de "persecución" de parte del Estado y de abusos de parte de los narcotraficantes ante la relatora sobre los derechos de la mujer de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, Tracy Robinson, que realiza una visita oficial a Honduras.

En la reunión "se expuso la persecución del Estado, que se solidariza con los capitalistas nacionales y las transnacionales que se están apropiando del agua en nuestras comunidades, y de los narcotraficantes, que están abusando de las mujeres indígenas y negras", afirmó a la AFP la asesora del no gubernamental Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), Bertha Cáceres.

Cáceres, que se reunió con la relatora en un hotel de Tegucigalpa junto con otras dirigentes indígenas de distintas regiones de Honduras, indicó que el Estado, haciendo "causa común" con las compañías, reprime con la policía los movimientos sociales que protestan contra los desarrollos hidroeléctricos.

Como ejemplo, mencionó que mujeres y hombres que desde hace 45 días tienen tomada la carretera en Río Blanco, departamento de Intibucá, unos 220 km al noroeste de la capital, para rechazar la construcción de una hidroeléctrica, han sido atacados con bombas lacrimógenas por la Policía.

"También le expusimos (a Robinson) los problemas que tienen las jóvenes indígenas, un fenómeno nuevo, que están sufriendo abusos de narcotraficantes que las están prostituyendo en diferentes zonas del país", añadió Cáceres.

Subrayó que también hablaron de las condiciones "de marginalidad, los problemas de educación, salud, vivienda y tenencia de la tierra" que afrontan comunidades de las siete etnias autóctonas de Honduras: misquitos, tolupanes, pech, lencas, maya-chorti, tawahkas y negros garífunas.

La relatora de la CIDH, ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), llegó a Honduras para participar en la III Asamblea de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLad) en la que participan unas 300 personas de unos 15 países de la región.

Dicha actividad, inaugurada el martes se prolongará hasta el sábado, según dijo a la AFP la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, una de las organizadoras de la visita de Robinson.