elnuevodiario.com.ni
  •   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, lanzó el martes un grito de alarma pidiendo la protección de los miles de civiles, muchos de ellos niños, atrapados en medio de los combates de la ciudad siria de Quseir.

"La situación es desesperante", declaró una portavoz de UNICEF, Marixie Mercado, en una rueda de prensa en Ginebra.

"¿Cuáles son sus principales necesidades? Que se los proteja. Para los que huyen (de la ciudad, NDLR) necesitan refugio, agua", agregó.

Quseir, escenario de violentos enfrentamientos tras la ofensiva del ejército sirio respaldados por combatientes del Hezbolá libanés, está cerca de la frontera con Líbano y contaba, según la ONU unos 30,000 habitantes antes de los recientes enfrentamientos.

La UNICEF estima que "entre 12,000 y 20,000 personas, muchas de ellas niños, continúan en la ciudad".

Mercado subrayó que la mayoría de las personas en la ciudad son mujeres y niños y que UNICEF no sabe en dónde están los hombres que vivían en esa localidad.

El Ejército sirio y el Hezbolá, aliado indefectible del régimen de Bashar al Asad, lanzaron una ofensiva el domingo contra Quseir, ciudad estratégica tanto para el régimen como para los rebeldes ya que une Damasco al litoral y es un punto de paso para las armas y combatientes desde la vecina Líbano.

Según el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, los rebeldes dan "una encarnizada resistencia para no abandonar" a los civiles bloqueados en la ciudad "pero el Hezbolá y el ejército continúan su ofensiva".