•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La defensa del exdictador guatemalteco, Efraín Ríos Montt, anunció este martes que buscará que los tres jueces que el 10 de mayo lo condenaron a 80 años de prisión sean reemplazados para proseguir el juicio, tras ser anulada el lunes esa sentencia por la Corte de Constitucionalidad.

"Los jueces ya emitieron opinión al dictar una sentencia condenatoria y la Ley del Organismo Judicial es clara al indicar que cuando un juez emite opinión se tiene que excusar de conocer el proceso", declaró a la AFP Francisco Palomo, uno de los abogados defensores de Ríos Montt, quien gobernó con mano de hierro entre 1982 y 1983.

Palomo calificó de "imposible e impensable" que los jueces del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo quieran continuar con el juicio. "Se tienen que excusar o nosotros los recusamos si no lo hacen automáticamente", advirtió.

En una resolución dividida -tres votos contra dos-, la Corte de Constitucionalidad (CC), máxima instancia judicial del país, decidió el lunes dejar sin efecto la histórica condena, al considerar que se incumplió el debido proceso.

La CC ordenó que el juicio, iniciado el 19 de marzo, debe regresar al punto en que quedó el 19 de abril pasado, cuando la Sala Tercera de Apelaciones ordenó suspenderlo provisionalmente al acoger un amparo del abogado defensor de Ríos Montt, Francisco García.

Según la CC, el Tribunal de Riesgo incumplió esa resolución y reanudó el debate el 30 de abril sin tramitar la recusación planteada por García.

"El proceso se retrotrae al 19 de abril y vuelve al mismo Tribunal, pero ellos (los jueces) se tienen que excusar de conocer el caso porque ya emitieron opinión y se tiene que nombrar nuevos", insistió Palomo.

La Fiscalía y organizaciones querellantes analizan la resolución para definir las medidas o recursos que puedan interponer contra ese fallo.

"Ya no cabe ninguna acción legal porque no se puede interponer un amparo contra otro amparo, así que esperamos que el juicio vuelva a su etapa inicial, el de investigación", añadió Palomo.

El exdictador, de 86 años, permanece desde hace una semana en el Hospital Militar de la capital luego de sufrir una crisis de hipertensión. Antes estaba bajo arresto domiciliario desde enero de 2012 cuando se inició el proceso formal de acusación.

Ríos Montt había sido hallado culpable de la masacre a manos del Ejército de 1.771 indígenas mayas-ixiles en el departamento de Quiché (norte), durante su gobierno (1982-1983).

En el mismo juicio fue absuelto el general José Rodríguez, su antiguo jefe de inteligencia. Ahora, con la decisión de la CC debe volver a juicio.