elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Fuerza Aérea estadounidense pospuso este martes un día el lanzamiento de un misil balístico intercontinental (ICBM), una prueba que debía realizarse en abril pero que fue suspendida por la crisis con Corea del Norte.

El misil Minuteman III, no equipado con su carga nuclear, despegará el miércoles entre las 03H01 y las 09H01 hora local (10H01 y 16H01 GMT) de la base de Vandenberg (California) hacia el atolón de Kwajalein, en el Pacífico, a unos 7.000 km de distancia.

La Fuerza Aérea no explicó los motivos de este último retraso, y se limitó a afirmar que se debía a problemas en la medición a distancia.

"En el lanzamiento se despliegan muchos recursos para asegurar la seguridad a nivel local y en la zona de alcance", dijo en un comunicado el coronel Brent McArthur, encargado de dar el visto bueno al lanzamiento.

"Estos ensayos son una ocasión para demostrar la preparación de nuestro componente ICBM. Cada prueba nos suministra datos preciosos sobre la precisión y la fiabilidad del sistema armamentista", había afirmado el coronel Richard Pagliuco, comandante del 576 Escuadrón de Ensayos de Vuelos, citado en un comunicado.

Algunos militares que participan en este ensayo pertenecen a la unidad de la base de Minot, en Dakota del Sur, donde a principios de mayo se le retiró la certificación a 17 oficiales tras una mala evaluación de sus habilidades para realizar operaciones de lanzamiento.

Estados Unidos cuenta con unos 450 misiles Minuteman III distribuidos en silos sobre las bases de Minot, Warren (Wyoming) y Malmstrom (Montana). Están en servicio desde comienzo de los años 1970 y la Fuerza Aérea prevé modernizarlos hasta 2030.