•   Teherán, Irán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad denunció la exclusión de uno de sus aliados de la elección presidencial del próximo 14 de junio, quien fue descalificado por el Consejo de Guardianes de la Constitución, al igual que el exmandatario Akbar Hachemi Rafsandjani.

La invalidación de estas dos candidaturas brinda mayores posibilidades a otros dirigentes del país, considerados conservadores, ya que los sectores considerados moderados o reformadores no cuentan con candidatos de primer plano.

Ocho candidatos han sido autorizados a presentarse a los comicios.

La descalificación de Rafsanjani "creará divisiones en los círculos religiosos y políticos", estimó el analista Mohamad Sedghian, en declaraciones a la AFP.

Así, se acrecientan las posibilidades de victoria del conservador Said Jalili, quien tiene a su cargo las negociaciones con las potencias mundiales sobre el programa nuclear iraní.

"Es más conservador que los demás, cree más en los valores revolucionarios y está más vinculado con quienes deciden en el seno de poder", afirmó Sedghian.

También podría pesar la candidatura de Mohamad Bagher Ghalibaf, alcalde de Teherán desde 2005 y exjefe de policía.

De los candidatos que no forman parte del sector conservador, el más conocido es Hasan Rohani, un religioso vinculado con Rafsandjani.

Por su parte, Ahmadinejad denunció este miércoles la exclusión de Esfandiar Rahim Mashaie y afirmó que pedirá la intervención del Guía Supremo de la República Islámica, Alí Jamenei.

El ayatolá Jamenei es el único que puede desautorizar al Consejo de Guardianes de la Constitución.

Así, en 2005, había intervenido para rehabilitar a dos candidatos considerados reformadores.

Ahmadinejad dijo considerar "a Rahim Mashaie como un buen creyente, calificado y útil para el país"

"Por eso lo presenté como candidato, pero fue víctima de una injusticia", agregó, según la página web de la presidencia.

"Seguiré (ocupándome de) este caso a través del líder supremo (...) y espero que se solucione el problema", afirmó.

El actual presidente iraní, no puede presentarse nuevamente a las elecciones, tras haber ejercido dos mandatos. En cambio, Rafsandjani no se opondrá a su exclusión de los comicios.

"Hachemi Rafsandjani no protestará contra su descalificación", dijo a la agencia ISNA Es-Hagh Jahanguiri, el director de la campaña electoral del expresidente iraní.

"Hachemi siempre ha sido uno de los pilares del régimen y lo seguirá siendo, si Dios quiere", agregó.

Rafsandjani, ex presidente de 78 años que entre 1989 y 1997 realizó dos mandatos, no aparece en la lista del Consejo de Guardianes de la Constitución, órgano encargado de validar las candidaturas entre las 686 personas inscritas.

El exmandatario iraní que cumplirá 79 años en agosto, preside actualmente la principal autoridad de arbitraje político del país, cuyos miembros son designados por Jamenei.

Rafsandjani ha sido criticado por los conservadores por no haber condenado a los líderes de la oposición Mir Hosein Musavi y Mehdi Karubi, quienes tomaron la cabeza de la protesta contra la reelección de Ahmadinejad en 2009.

Ahmadinejad, que derrotó a Rafsandjani en las presidenciales de 2005, tiene que dejar el poder este año.

La descalificación de dos de los principales candidatos a la elección presidencial de Irán "ilustra la amplitud del bloqueo del sistema", estimó el miércoles la cancillería francesa, recalcando que el pueblo iraní "debe poder elegir libremente a sus dirigentes".