elnuevodiario.com.ni
  •   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) presentará mañana su previsión para la temporada de huracanes en el Atlántico, que comienza oficialmente el próximo 1 de junio y se prolongará por seis meses.

Además, la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) de Estados Unidos ofrecerá sus consejos para ayudar a la población a prepararse ante el posible impacto de un huracán.

El mes pasado expertos de la Universidad Estatal de Colorado afirmaron que esta temporada será un 75 % más activa de lo normal, debido en parte a que el suave invierno ha templado las aguas del Atlántico tropical, y por lo tanto será más probable que un huracán de categoría elevada toque tierra en Estados Unidos o el Caribe.

Estos expertos, que desde hace 30 años difunden sus pronósticos para la temida temporada de huracanes, prevén que la de este año tendrá 18 tormentas con nombre propio (tormentas tropicales), 9 llegarán a huracán y 4 de ellos alcanzarán categorías superiores (de 3 a 5 en la escala de Saffir-Simpson).

Según sus cálculos, una temporada estándar tiene 12 tormentas con nombre propio (tormenta tropical), de las que 6,5 llegan a ser huracanes y 2 de ellos alcanzan categorías superiores (con vientos superiores a 178 kilómetros por hora).

De cumplirse su pronóstico, esta temporada será más activa que la pasada, cuando, aunque hubo 19 tormentas tropicales y 10 huracanes, solo se formaron 2 huracanes superiores, "Michael" y el devastador "Sandy", que causó la muerte directa de al menos 147 personas.

Sólo en Estados Unidos mató a 72 personas, pese a que cuando tocó tierra en este país ni siquiera tenía ya categoría de huracán. Aún así, fue el ciclón más letal sufrido en este país en los últimos 40 años y el segundo más costoso, tras "Katrina", con unos 50.000 millones de dólares en gastos, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Debido a su devastador azote, a comienzos del mes pasado la Organización Mundial de la Meteorología (OMM), un organismo dependiente de Naciones Unidas y con sede en Ginebra (Suiza), decidió retirar "Sandy" de la lista de nombres para designar a los huracanes de la cuenca atlántica.

En cuanto a las posibilidades de que toque tierra un huracán de categoría mayor -la gran preocupación-, los expertos de Colorado apuntan que en el Caribe alcanzan este año el 61 %, frente al 42 % en que está el promedio.

Las posibilidades de que toque tierra en algún lugar de la costa estadounidense ascienden al 72 % (frente al 52 % de media). En la costa este son del 48 % (31 % de promedio) y en la del Golfo de México el 47 % (30 %).