•  |
  •  |
  • EFE

Simpatizantes del Gobierno venezolano empezaron a concentrarse en varios puntos de Caracas para dirigirse a la céntrica avenida de la capital donde está convocado el cierre de la campaña a favor de la reforma constitucional.

Con gritos de "unidos por el sí" y de apoyo al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, los partidarios del proyecto de reforma que promueve el gobernante se preparan para manifestarse en la avenida Bolívar, el mismo espacio en el que ayer se concentró una multitud opuesta a los cambios en la Carta Magna de 1999.

Según está previsto, el presidente Chávez intervendrá en este cierre de campaña, dos días antes del referendo al que están convocados 16 millones de venezolanos para pronunciarse sobre el proyecto y en medio de llamamientos de unos y otros de salir a votar y no caer en provocaciones del bando adverso.

El jueves, una masiva concentración de opositores a la reforma llamó a expresar el voto contra lo que consideran un proyecto destinado a establecer un "socialismo autoritario" en Venezuela, mientras Chávez afirma que el objetivo es "dar más poder al pueblo".

Los últimos días de campaña electoral se han desarrollado sin violencia en las grandes concentraciones, aunque se reportó la muerte de dos simpatizantes oficialistas y se ha agravado el clima de tensión por acusaciones mutuas y las denuncias del Gobierno sobre planes desestabilizadores.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), que declaró "todo listo" para la consulta popular del domingo, ha repetido sus llamamientos a la calma y pedido un compromiso de todos para reconocer los resultados que salgan de las urnas en la noche del domingo.

El jueves por la tarde quedó suspendido un acto de campaña por el "sí" en el que debía participar Chávez en el oriente del país debido, según fuentes oficiales, por razones de seguridad ante el temor de que se produjeran réplicas del sismo de 7,3 en la escala de Richter que afectó todo el Caribe.

Unos 16 millones de venezolanos están convocados a votar el 2 de diciembre para pronunciarse sobre la reforma constitucional, que modifica 69 de los 350 artículos de la Carta Magna.