•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, se declaró satisfecho este sábado con la reunión que sostuvo con el Papa Francisco, el pasado 23 mayo, pues el pontífice le transmitió optimismo por el avance del proceso de beatificación del asesinado arzobispo local Oscar Arnulfo Romero.

"Francisco I me dijo que el pueblo salvadoreño debe de tener fe en que la beatificación de monseñor Romero avanza al ritmo adecuado, y que saldrá -no dijo si en los próximos días o en los próximos meses- a la brevedad posible, y que finalmente conoceremos de la beatificación de monseñor Romero", señaló el mandatario en su programa sabatino de radio "Conversando con el presidente".

El Papa recibió el pasado jueves a Funes, quien le explicó en una audiciencia privada que monseñor Romero "es el guía espiritual" de los salvadoreños y por ello el deseo de que el difunto arzobispo de San Salvador sea beatificado.

Según Funes, el Papa Francisco le dijo conocer "la obra y acción pastoral" de Romero, considerado "la voz de los sin voz" por denunciar la injusticia social y la represión militar.

Monseñor Romero fue asesinado cuando oficiaba misa en un hospital de enfermos de cáncer al anochecer del 24 de marzo de 1980 por un francotirador de la ultraderecha.

Una Comisión de "La Verdad" creada por la ONU, culpó como autor intelectual del asesinato al mayor del ejército Roberto D´Aubuisson, fundador de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (ARENA,derecha), quien murió de cáncer en febrero de 1992.

Desde 1996 la causa para canonizar a Romero se encuentra en Roma, y en 2006 la Congregación de la Doctrina de la fe acordó iniciar el proceso de beatificación. El expediente se encuentra en la actualidad en manos de la Congregación para la causa de los Santos.