elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno mexicano presentó este lunes una nueva unidad de búsqueda de personas desaparecidas en el contexto de violencia que prevalece desde el lanzamiento de una ofensiva militar contra el narcotráfico al inicio de la pasada presidencia, de Felipe Calderón (2006-2012).

"Queremos volcar todos los instrumentos y recursos que se puedan para este tema, que queremos que sepan que no será un tema más ni un tema de olvido", señaló el secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en una rueda de prensa a la que asistieron representantes de organizaciones de derechos humanos y una veintena de familiares de desaparecidos.

"Sabemos lo insatisfechos que están desde hace mucho tiempo", reconoció el funcionario a las familias, muchas de las cuales han venido denunciando que las autoridades no tienen interés en resolver las desapariciones de sus hijos.

El pasado gobierno contabilizó a 26,121 personas desaparecidas durante el mandato de Calderón, que se caracterizó por una ola de violencia atribuida al crimen organizado y la lucha contra el mismo, en la que fueron asesinadas más de 70.000 personas.

Sin embargo, Osorio Chong había informado el viernes a medios extranjeros que se estaba revisando la cifra oficial de desaparecidos caso por caso y que en unos dos meses se anunciará un nuevo balance con una reducción "importante".

El funcionario explicó que muchas de las personas consideradas desaparecidas simplemente se habían marchado temporalmente de sus hogares por motivos personales o decidieron emigrar.

La unidad especializada estará a cargo de la Procuraduría (Fiscalía) General de la República (PGR) y fue anunciada este mes como respuesta a una huelga de hambre que llevó a cabo durante nueve días una decena de madres de desaparecidos que quieren encontrar a sus hijos.

Sin precisar el número de investigadores y peritos forenses que trabajarán en la unidad, ni tampoco los recursos destinados, Osorio Chong admitió que aún faltan por definir algunos procedimientos, transferencias de recursos y localización de espacios para la unidad, pero aseguró que se resolverá en "cuestión de días".

De su lado, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, se comprometió a acabar con el "laberinto burocrático" en el que se vieron atrapadas las familias en los últimos años y que hizo que muchas investigaciones se abandonaran a medio camino.

Tras la rueda de prensa, las madres de desaparecidos -que declinaron su derecho a palabra en el evento- lanzaron gritos como "¡No queremos promesas, queremos que nos cumplan!" o "¿Dónde están, dónde están? ¿Nuestros hijos dónde están?".